La inflación en octubre repuntó  para alcanzar una variación de 6.37%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). El alza resultó de la normalización de tarifas eléctricas y precios de servicios públicos de transporte y telefonía que fueron gratuitas tras el sismo del 19 de septiembre, acotó el instituto.

Este nivel del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) cerró el paso al dato de septiembre que también en su medición anual había arrojado una desaceleración, la primera en 14 meses, al pasar de 6.66% en agosto a 6.35 por ciento.

No obstante el “sorpresivo” repunte, analistas financieros como Alberto Ramos, de Goldman Sachs, advierten que “purgando del dato de inflación los eventos temporales y los atípicos factores relacionados con los sismos recientes, se puede inferir que la inflación y la subyacente tuvieron su pico en agosto y están en tendencia a la baja”.

En efecto, la información del Inegi para la inflación subyacente, que capta el impacto de la depreciación del peso frente al dólar, es de 4.77 por ciento.

Con este nivel, se completa un segundo mes consecutivo en desaceleración, en el indicador, donde destacan los precios de mercancías, que también mostraron dos registros mensuales con menos presión, y que en octubre llegaron a 5.97% en su registro anual.

Analistas de Finamex Casa de Bolsa han explicado que el pass-through de la depreciación cambiaria a la inflación se mide más claramente en este indicador de mercancías.

El de octubre resultó el primer registro en siete meses que la inflación de mercancías alcanza una fluctuación debajo de 6 por ciento.

OCTUBRE, AL ALZA

De acuerdo con el Inegi, la inflación en el mes arrojó una variación de 0.63%, convirtiéndose en el registro más alto desde octubre del 2011.

Analistas de Ve por Más explican que el dato se vio contaminado también por el retiro de subsidio eléctrico aplicado en varias ciudades, que es un factor claramente estacional.

Precisaron que la Ciudad de México ofreció servicios de transporte público como Metro y Metrobús sin costo alguno en los días que siguieron al sismo del 19 de septiembre, lo que llevó al componente de tarifas autorizadas a registrar un decrecimiento atípico para ese mes.

Además, las compañías de telefonía también ofrecieron descuentos en servicios, en apoyo a la población, y al normalizarse los precios y tarifas, se presentó un crecimiento inusual en los respectivos componentes del índice.

A pesar de la justificación de eventos no recurrentes, los precios de frutas y verduras, que suelen ser determinantes en la medición general, disminuyeron en el mes y restaron 0.16 puntos a la inflación mensual.

INFLACIÓN, PARA ARRIBA

El director de la consultoría Moody’s Analytics para América Latina, Alfredo Coutiño, explica que “el alza del tipo de cambio en octubre va a generar otra realineación de precios en noviembre, por lo que se espera que la inflación de este mes sea igual o mayor a la de octubre.

Con ello, la tendencia inflacionaria a la baja se verá interrumpida por segundo mes consecutivo.

“Esto lleva a estimar que al cierre del año estará más cerca de 6.5%, dado que diciembre es un mes tradicional de alza de precios”.

Con él coincide el director de SAVER ThinkLab, Luis Pérez Lezama, quien anticipa que la inflación cerraré el año entre 6.30 y 6.50 por ciento.

Concuerdan en que la tendencia decrecerá el año entrante desde principios del año, “pero más por efecto aritmético de la alta base de comparación respecto de este año”, acotó el directivo de Moody’s Analytics.

LOS PESOS Y CONTRAPESOS

El Inegi reportó la lista de los 10 productos con mayores incidencias en el mes, es decir, los que tuvieron mayores alzas y variaciones a la baja.

Los de mayores alzas resultaron: electricidad, con una variación mensual de 19.9%; gas doméstico, que incrementó su precio en 7.41%; el Metro o transporte eléctrico, con una fluctuación mensual de 30.70%; gasolina de bajo octanaje, cuyo precio varió en 0.86 por ciento.

Las tarifas de los transportes colectivos, subieron en el mes 1.49%, así como los precios de vivienda propia (0.20%); telefonía móvil (2.87%); restaurantes y similares (0.39%); servicios profesionales (7.23%), así como papa y otros tubérculos (3.39 por ciento).

En contraste, identificaron a los de menores alzas y resultaron en el mes: el jitomate, cuyo precio cayó 27.03%; el pollo, que registró una variación negativa en el mes de 2.16%; el aguacate, con una variación de 10.74%, también negativa, y el tomate verde, cuyo precio cayó 12.32 por ciento.

También están los plátanos, cuyo precio cayó 5.58%, la cebolla (-2.57%), la naranja (-10.46%), limón (-5.18%), papaya (-8.38%) y cremas para la piel (-1.43 por ciento).

EL RADAR

En el radar de inflación geográfica, el instituto muestra que las localidades con variación por arriba de la nacional en el mes fueron: Ciudad Acuña, Coahuila (5.82%); Monclova, Coahuila (1.99%); Chetumal, Quintana Roo (1.51%); Tampico, Tamaulipas (1.48%); Veracruz, Veracruz (1.42%), y Campeche, Campeche (1.37 por ciento).

Y en el extremo, las de variaciones inferiores a la de la inflación general fueron: Ciudad Jiménez, Chihuahua (-0.10%); Puebla, Puebla (-0.08%); Tapachula, Chiapas (-0.02%); Aguascalientes, Aguascalientes (0.02%); Colima, Colima (0.04%) y Tepatitlán, Jalisco, (0.06 por ciento).

El Banxico afirma que en el 2018 se cumplirá la inflación objetivo de 3% +/- 1%, pero hay algunos elementos a considerar:

RAZONES PARA NO PREOCUPARSE

  • No se ha rebasado el registro más alto de inflación de agosto, que fue de 6. 6 por ciento.
  • Se normalizó el cobro de tarifas y precios de servicios públicos tras gratuidad por sismo. El alza no es permanente.
  • Cancelación del subsidio a las tarifas eléctricas por el fin del verano suele reflejarse en el dato. Es de una sola vez.
  • Inflación subyacente completa tres meses consecutivos en desaceleración.
  • Variación en precio de mercancías hiló dos meses en desaceleración.

RAZONES PARA PREOCUPARSE

  • La mayor contribución del precio de energéticos, que fue de 51 puntos base en el mes.
  • Sólo se registró un dato de desaceleración de la escalada en el INPC, en septiembre, cuando pasó de 6.6 a 6.35 por ciento. Un dato a la baja no hace tendencia.
  • Precios de frutas y verduras registraron variación negativa, pero son volátiles.
  • INPP rompió la racha de cuatro meses en desaceleración y repuntó en 77 décimas en un solo mes.
  • Incertidumbre por choques externos puede depreciar el peso y afectar indirectamente inflación (nuevo pass through).
  • Incertidumbre por choques internos (elecciones 2018) puede sumarse a depreciación del peso.
  • Aumento desproporcionado del salario mínimo.

ymorales@eleconomista.com.mx