Los resultados arrojados por el Sistema de Indicadores Cíclicos, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), muestran que la economía mexicana sigue presentando signos de deterioro.

De acuerdo con lo divulgado por el Inegi, el Indicador adelantado —el cual busca anticipar los cambios en la trayectoria de la economía— registró un retroceso de 0.11 puntos en febrero respecto al mes previo, con lo cual hiló dos meses de deterioro y profundizó la caída.

Además, el retroceso es el mayor del que se tiene registro desde octubre del 2011, cuando disminuyó 0.12 puntos.

De esta manera, el Indicador Adelantado se ubicó por encima de su tendencia de largo plazo con 100.21 puntos.

Al incorporar la información de febrero del 2020, el Indicador Adelantado revirtió la tendencia creciente que venía mostrando en meses anteriores”, explicó el Inegi.

Si bien a finales de febrero en México se registraron los primeros casos de Covid-19, en otras partes del mundo —como China, España, Italia, Francia y Estados Unidos— los nuevos casos iban acelerándose, lo cual empezaba a tener un impacto económico. 

Al interior del reporte se muestra que cinco de los seis componentes de este indicador mostraron disminuciones, en donde la caída más pronunciada fue la del Índice Standard & Poor's 500 —el índice bursátil de Estados Unidos— con un retroceso de 0.51 puntos.

En el otro extremo, el único componente que mostró una mejoría fue el que se refiere a la Tendencia del Empleo en las Manufacturas, con un aumento de 0.08 puntos.

En el caso del Indicador Coincidente —el cual muestra el estado general de la economía— hiló 20 meses a la baja. En enero de este año, el indicador mostró una disminución de 0.07 puntos, con lo cual se ubicó por debajo de su tendencia de largo plazo en 99.05 puntos.

La disminución de este indicador se debió al retroceso de cuatro de sus seis componentes. Dos de estos, los que se refieren al Indicador Global de la Actividad Económica y a los Asegurados Trabajadores en el IMSS, fueron los que sufrieron una mayor disminución, con 0.08 puntos cada uno.

En contraste, sólo la Tasa de Desocupación Urbana mostró una mejoría de 0.18 puntos, mientras que el Indicador de la Actividad Industrial no mostró variación respecto al mes de diciembre.