La economía mexicana muestra aún señales de pérdida de dinamismo, lo cual difícilmente se revierta en los siguientes meses, de acuerdo con los resultados del Sistema de Indicadores Cíclicos, realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Indicador Adelantado, el cual busca anticipar los puntos de cambio, se ubicó en junio en 100.22 puntos, su mejor nivel desde noviembre del 2018, cuando registró 100.26 puntos.

No obstante, el avance que registró este indicador fue marginal, de apenas 0.01 puntos. Desde enero, el avance es de 0.03 puntos.

“El Indicador Adelantado está estancado. Si bien se mantiene por arriba de su tendencia a largo plazo —100 puntos— no ha mostrado grandes variaciones. Lo que nos dice es que se complica pensar en una recuperación económica en los próximos meses. Es probable que la actividad económica se siga desacelerando y no hay señales claras de una recuperación”, explicó James Salazar, subdirector de Análisis Económico de CIBanco.

Al interior de este indicador se puede observar que tres de sus seis componentes mostraron retrocesos, mientras que el que se refiere al tipo de cambio entre México y Estados Unidos se mostró sin variaciones.

El Indicador de Confianza Empresarial que se refiere al momento adecuado para invertir mostró su tercer mes consecutivo de variaciones negativas, con un retroceso de 0.20 puntos. Por su parte, la tasa de interés interbancaria retrocedió 0.12 puntos y la tendencia del empleo en las manufacturas 0.05 puntos.

Los únicos dos componentes que registraron avances en junio fue el Índice S&P 500 y el IPC de la Bolsa Mexicana de Valores, con 0.13 y 0.03 puntos, respectivamente.

Menor dinamismo

En lo que se refiere al Indicador Coincidente, el cual refleja el estado general de la economía, éste registró 12 meses consecutivos de deterioro en mayo al ubicarse en 99.22 puntos, 0.09 puntos por debajo de donde se ubicó en el mes previo. Además, sumó ocho meses consecutivos por debajo de su tendencia a largo plazo, que es de 100 puntos.

Lo anterior, indicó James Salazar, confirma la pérdida de dinamismo de la economía mexicana, una constante desde el primer trimestre del año y que, de seguir con la tendencia, se podrían registrar tasas negativas en el Producto Interno Bruto en el segundo semestre.

“En su estimación de mayo, el Indicador Coincidente reitera y profundiza la señal de menor crecimiento económico indicada el mes anterior”, refirió por su parte Julio Santaella, presidente del Inegi, en su cuenta de Twitter.

Cuatro de sus seis componentes registraron retrocesos en mayo. El Indicador de la Actividad Industrial mostró la mayor disminución, con 0.16 puntos, seguido del Indicador Global de la Actividad Económica, con 0.14 puntos; las importaciones totales, con 0.10 puntos; y los asegurados trabajadores registrados en el IMSS, con 0.08 puntos.

En tanto, la Tasa de Desocupación Urbana registró un avance de 0.09 puntos, mientras que el Índice de Ingresos por Suministro de Bienes y Servicios al por menor aumentó 0.08 puntos.

“Necesitaríamos ver un rebote en el Indicador Adelantado y eso nos haría pensar que, en determinado tiempo, el Indicador Coincidente dé la vuelta. No necesariamente que esté por arriba de los 100 puntos, pero sí que empiece a mostrar avances y revertir su tendencia”, refirió el analista de CIBanco.

[email protected]