El ciclo económico y de negocios de México, medido por los Indicadores Líderes Compuestos (MEI por su sigla en inglés) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), registró un nuevo avance en junio, el cuarto mensual consecutivo, para ubicarse en 100.6 puntos.

De acuerdo con el MEI para México, es el segundo mes consecutivo que estos indicadores se mantienen arriba de los 100 puntos.

Tal como lo explica la OCDE, los MEI favorecen la identificación temprana en la tendencia en la actividad económica y el ciclo de negocios entre sus países miembros.

Y los de junio para México, registraron un avance de cinco décimas, con lo que llegaron a un nivel no visto en 29 meses. Sin embargo, el catedrático de economía en la UNAM, Juan Carlos Moreno-Brid, matiza que lo más relevante es revisar la tendencia, y refiere que desde enero de 2018 al mes de abril de 2019, los indicadores de la OCDE se mantuvieron fluctuando debajo de los 100 puntos, alrededor de los 98 puntos, para llegar en abril a los 99.7 puntos.

“Lo que estamos viendo en el indicador es que sigue creciendo lentamente. Y como se trata de un indicador adelantado, está pronosticando que la actividad económica en unos 6 o 4 meses, se mantendrá avanzando sin que anticipe un importante dinamismo”, sostuvo. Y toma por ejemplo la estimación oportuna del PIB al segundo trimestre, que atisba un avance del Producto de 0.1%, que indica según la lectura del catedrático de la UNAM, que la economía no cayó, pero su desempeño es muy lento.

Si no hay choques externos o internos

El diagnóstico de Luis Pérez Lezama, Director de Investigación Económica en SAVER es similar, pero matiza que ante la creciente incertidumbre que están conduciendo las acciones de Estados Unidos y China en materia comercial, “cualquier indicador adelantado debe tomarse con prudencia”.

De acuerdo con la construcción de estos Indicadores Líderes Compuestos de la OCDE, se puede decir que si todo se mantiene constante, si no hay sobresaltos en materia comercial o algún choque externo o interno, la economía mexicana podría seguir avanzando lentamente, sostiene. Pero, “si mañana se magnifica el deterioro de la relación comercial entre esas dos economías, vendrá mas aversión al riesgo que podría presionar este lento avance”, dice.

Los MEI de la OCDE están integrados a partir de la lectura de indicadores como la actividad industrial, el desempeño de las empresas que cotizan en Bolsa, el PIB y la confianza del consumidor, entre otros.

OCDE desacelera 

De acuerdo con los indicadores MEI de la OCDE, el promedio de los 34 países miembros, registró un avance del indicador de 99.1 puntos, una lectura que según los expertos de la entidad, indica un “momento estable de crecimiento”.

El hecho de que los indicadores de México están avanzando por arriba de los que tiene el grupo, indica que por tercer mes consecutivo, están en distinta fase, avanzando a un ritmo mucho menos lento que el de los países OCDE.

Pero tampoco se puede pensar que hay una mejor situación en México, matiza Pérez Lezama, pues por tratarse de una economía emergente, implica que hay mucho más espacio en sectores como construcción, infraestructura, competencia o política monetaria, para impulsar a la economía. Lo que tampoco significa que venga un acelerador.

Maduros y emergentes

Entre los países miembros de la Organización que integran al Grupo de los Siete, es decir, las economías más desarrolladas de los integrantes, se observa por decimo tercer mes consecutivo un el índice promedio debajo de los 100 puntos, que según la lectura de la OCDE, significa que se encuentran en una fase de desaceleración.

Las citadas economías avanzadas, las siete más desarrolladas, son Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania, Japón e Italia. Y todos han registrado a sus MEI debajo de la tendencia de 100.0 puntos desde noviembre pasado.

Entre ellos, Estados Unidos, que es la primera economía de los países miembros y del mundo, registró en diciembre un MEI de 98.8 puntos, esto es apenas arriba del nivel alcanzado por el grupo OCDE y ligeramente arriba de la tendencia del G7. Además, completa 12 meses consecutivos de una desaceleración lenta.

La Organización toma mensualmente el pulso de las economías emergentes que sin ser miembros, tienen una relevancia determinante en el desempeño económico mundial. Se trata de Brasil, Rusia, India y China, las economías BRIC.

Entre ellos, el que se mantiene como líder, es India con un MEI en 100.2 puntos. Los demás BRIC se mantienen debajo de la tendencia de 100 puntos, y China, siendo la segunda economía del mundo, alcanzó un registro de 98.9 puntos, un primer y nimio repunte de una décima, respecto del dato del mes anterior.

[email protected]