Barcelona.- Las últimas estadísticas disponibles muestran que "la incertidumbre predomina" en la economía de la zona euro, que se había "estabilizado" aunque en un "nivel bajo" durante el primer trimestre, declaró el jueves el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

"Los últimos indicadores disponibles de la zona euro subrayan que la incertidumbre predomina", declaró Draghi, que precisó que esto será tenido en cuenta en las próximas previsiones del BCE en junio, aunque "la actividad económica debe reanudar su curso poco a poco en el transcurso del año".

En sus últimas previsiones de marzo, el BCE preveía una caída del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,1% este año y de un crecimiento del 1,1% en 2013.

Los principales riesgos son "una intensificación de las tensiones en los mercados de la deuda de la zona euro y sus potenciales repercusiones en la economía real, así como nuevas alzas de los precios de las materias primas", según el BCE.

Draghi, por otro lado, insistió en que "la tasa de inflación permanecerá en alrededor del 2% en 2012", respetando así el objetivo de la institución monetaria de un aumento de los precios inferior al 2% a largo plazo.

RDS