Para ampliar la cobertura en el sistema de pensiones es necesario generar incentivos tanto para los trabajadores que se encuentra tanto dentro del sector de la formalidad como en el de la informalidad, pues sólo así tendrán la iniciativa y conciencia de ahorrar para su retiro, comentó Carlos Ramírez, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

La informalidad condiciona a mucha gente a no tener accesos a las pensiones; si bien la formalidad laboral es importante para incrementar la cobertura en el sistema de pensiones, existen otros elementos que ayudan a que más personas tengan más acceso a la seguridad social , dijo en entrevista.

Respecto del caso de las personas que se encuentran en la informalidad, expuso que una opción podría ser incorporar a los trabajadores independientes al sistema a través de mejorar los mecanismo de autorregistro en una cuenta de administradora de fondos para el retiro (afore), para que pueda aportar dinero en cualquier momento. Este ahorro podía ser obligatorio para que exista una constancia del ahorro y realmente le genere un beneficio en el futuro .

Actualmente, de los países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el país que tiene la cobertura más baja en el sistema de pensiones, pues sólo 33.1% de su población cotiza en la seguridad social. Esto contrasta con países como Holanda, donde 100% de la población tiene seguridad social.

Ramírez mencionó que para las personas que se encuentran dentro de la formalidad, los incentivos fiscales son otro mecanismo para ampliar la cobertura, pues a través de ellos invitas a que más personas comiencen ahorrar más.

Programa 65 y más ayudaría

Por otra parte, el presidente de la Consar mencionó que en México los programas sociales como el Seguro Popular o el 65 y Más, que brindan un beneficio pensionario a las personas que no cotizaron dentro del sistema formal, podrían servir para incrementar la cobertura del país en seguridad social.

Mucha gente que está en el sector informal tiene el Seguro Popular o el beneficio del programa 65 y Más; si juntas estos mecanismos para afiliar a más gente en el sistema y haciendo que aporten una pequeña cantidad, amplías la cobertura y puedes garantizar un monto mayor en beneficio .

Comentó el caso de Chile, donde los sistemas no contributivos con los sistemas de afores están vinculados. Si un chileno durante su etapa productiva cotiza 1,000 semanas y al final de su vida laboral recibe una pensión del pilar contributivo con el no contributivo, eso genera un incentivo a la formalidad .

Concluyó que si bien el problema de la formalidad lo viven la mayoría de los países latinoamericanos, existen incentivos como la autoafiliación, obligar a los independientes a ahorrar y los programas sociales para mejorar la cobertura de la seguridad social y pensionaria de cada país.

Debe haber una red de protección que esté vinculada al sistema, un problema en México es que el programa 65 y Más no se comunica con el de pensiones, si lo hiciera, la cobertura y los beneficios serían mayores e incentivaría a la formalidad .