Una vez más, los impuestos que pagan los mexicanos ayudaron a mitigar el faltante de los ingresos petroleros, que han mantenido una mala racha como efecto de la caída en los precios internacionales del crudo.

Durante noviembre, la recaudación de impuestos registró un total de 177,851 millones de pesos; 21% más que en noviembre del 2014.

Pero si se considera el acumulado de enero a noviembre, se observa una recaudación total de 2 billones 835,505 millones de pesos; es decir, 27.8% más que en el 2014.

De acuerdo con el reporte de finanzas y deuda pública de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en noviembre, la mayor recaudación se obtuvo del cobro del Impuesto Sobre la Renta (ISR), que registró un total de 87,249 millones de pesos; 18.4% más que lo registrado en noviembre del 2014.

Mientras que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) registró una disminución en su recaudación de 3% respecto del año anterior, con un total de 52,981 millones de pesos.

Con respecto al Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS), se observó un crecimiento de 153.8% más que en noviembre pasado, con una recaudación total de 31,150 millones de pesos.

Hacienda comentó que la evolución de estos ingresos se debe a las modificaciones al marco tributario, así como al favorable desempeño del mercado interno y recursos de carácter no recurrente.

De esta manera, en total, los ingresos presupuestarios del sector público ascendieron a 417,379 millones de pesos; es decir, un crecimiento real anual de 13.5%, su segundo mejor avance en este año, según datos de Hacienda.

La caída en los precios del petróleo a nivel internacional ha afectado de manera constante los ingresos petroleros, que son una parte significativa para completar las finanzas públicas del país.

Los ingresos petroleros registraron una disminución de 22.3% respecto del año anterior, con un total de 70,022 millones de pesos.

Si se considera el acumulado de enero a noviembre, los ingresos petroleros se ubicaron en 724,053 millones de pesos; es decir, una caída de 36.7% respecto de lo registrado en el mismo periodo pero del 2014.

La SHCP refiere que este resultado se explica por reducciones de 49.2% en el precio promedio de exportación de la mezcla mexicana de petróleo, al pasar de 91.5 dólares por barril (dpb) en el 2014 a 46.5 dpb en el 2015.

También por la reducción de 7.2% en la producción de petróleo, al pasar de 2,450 miles de barriles diarios (mbd) en el 2014 a 2,273 mbd en el 2015; así como 33.8% en el precio del gas natural.

Estos efectos se compensaron parcialmente con la depreciación del tipo de cambio , enfatizó la dependencia.