En los 21 años que lleva el nuevo milenio son 94 países-miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) los que han reducido su tasa de impuesto corporativo.

Además, son 12 jurisdicciones que no tienen un régimen de impuestos corporativos o en las que la tasa es igual a cero, de las cuales siete están en América Latina y el Caribe (Anguila, Bahamas, Belice, Bermuda, Islas Caimán, Islas Turcos y Caicos e Islas Vírgenes). Los restantes cinco son Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Isla del Hombre, Guernsey y Jersey.

En este sentido, entre el 2005 y el 2009, las Islas Vírgenes, Guernsey, Jersey e Isla del Hombre pasaron de tasas de 10% a cero. Sin embargo, antes de cambiar a cero habían operado con regímenes especiales que resultaron en tasas impositivas muy bajas para las empresas, reveló la tercera edición del estudio “CorporateTax Statistics”.

El informe detalla que la región de América Latina y el Caribe ha registrado una disminución de 7.7 puntos porcentuales en promedio a lo largo de 21 años ya que en el 2000 la tasa se ubicaba en 26.8%; actualmente está en 19.1 por ciento. 

Dos jurisdicciones, tienen una tasa inferior a 10% (Barbados y Hungría), sólo 13 naciones han dejado la misma tasa de impuestos y cuatro la incrementaron (Andorra, Hong Kong, China, Maldivas y Omán). Por lo tanto, se demostró que la tasa promedio de impuestos empresariales de la organización pasó de 32.3% en el 2000 a 22.9% en el 2021.

De las 111 jurisdicciones de las que la OCDE tiene datos, al 2021, únicamente 18 países tienen su tasa de impuestos empresariales igual o superiores a 30 por ciento. Malta registró la tasa más alta con 35 por ciento.

La OCDE divulgó el reporte a casi dos meses de que el G7, y posteriormente el G20, lograra un acuerdo sobre la tasa mínima global corporativa, la cual quedó en 15% para evitar que las empresas multinacionales busquen jurisdicciones con una menor tasa de impuestos empresariales a donde trasladar sus ganancias.

Impuesto corporativo y PIB

La organización detalló que los ingresos por impuestos empresariales como porcentaje del PIB cayeron en el 2018, entre 2 y 5% para la mayoría de las jurisdicciones; sin embargo, 11 de ellas registraron un crecimiento de 5 por ciento.

En la región de América Latina y el Caribe el promedio de ingresos empresariales como proporción del PIB fue de 3.5% en el 2018, acotó la OCDE en su reporte.