Asegura Standard and Poor’s (S&P), una subsidiaria de The McGraw-Hill Companies, que la demanda interpuesta por el Departamento de Justicia de Estados Unidos resulta improcedente de hecho y derecho. En un comunicado, explica que el emplazamiento legal ignora los hechos centrales de que los analistas revisaron los mismos datos de hipotecas de alto riesgo, las llamadas subprime, que utilizó el gobierno de Estados Unidos en el 2007.

Reitera que lamenta profundamente que las calificaciones emitidas para los llamados CDOs, que eran vehículos de inversión en los que se dispersaron los riesgos de las subprime, no pudieran anticipar el deterioro del mercado hipotecario de EU en ese momento de crisis.

No obstante, advirtieron que este episodio les impulsó a tomar múltiples medidas para endurecer sus criterios de evaluación.

En la nota, la firma considera que estas acciones que mejoraron la calidad de las calificaciones de S&P, demuestran que el Departamento de Justicia podría estar equivocado al afirmar que hay consideraciones comerciales y de mala fe detrás de aquellas calificaciones .

Antes del 2007 y durante ese año, S&P realizó degradaciones sin precedentes sobre estos vehículos financieros y advirtió reiteradamente del deterioro de las condiciones del mercado de vivienda de Estados Unidos y el potencial de rebaja adicional por venir, incluso antes que muchos de nuestros pares , se lee.

Además, afirma que si algo ha quedado claro después del 2007 es que se tiene que hacer un mejor trabajo en la identificación de las tendencias económicas que podrían conducir a crisis futuras.

Por ello, detalla que desde el 2007 han invertido unos 400 millones de dólares en sus sistemas informáticos, de gestión, análisis y metodologías que utilizan para realizar sus evaluaciones sobre valores de interés.

S&P actualmente emite calificaciones en emisiones valoradas en más de 45,000 billones de dólares a nivel mundial, en todas clases de activos emitidos por empresas, instituciones financieras, países, gobiernos estatales y locales y otros. Por ello, asegura que este proceso que enfrentan en EU no les distraerá de su misión principal, que es la investigación independiente del riesgo de crédito.

[email protected]