Brasilia.- El ministro de Hacienda de Brasil, Joaquim Levy, dijo este viernes que es positivo para la economía que se haya desatado el proceso de impeachment (juicio político) contra la presidenta Dilma Rousseff, porque eliminará incertidumbres.

"Esa cuestión del impeachment, lo que va a hacer es dar más claridad. En vez de que quede como una amenaza colgada, la enfrentamos", dijo Levy al canal Globo News.

NOTICIA: Rousseff defenderá su mandato y batallará contra juicio político

"Y cuando enfrentamos las cosas en general es mejor, si consigues demostrar a qué has venido, cuál es tu compromiso, cuáles son tus objetivos, cuáles las políticas. Y eso es lo que el gobierno está queriendo hacer", declaró Levy, timonel de la séptima economía del mundo.

En los ministerios de Hacienda y Planificación "hemos buscado demostrar exactamente cuáles son nuestros compromisos, cuales son las políticas para que lleguemos hasta donde queremos. Ese es el camino para que Brasil vuelva a crecer", añadió.

NOTICIA: Es oficial: el PIB de Brasil está hundido

Brasil, una potencia exportadora y que creció gracias a su consumo interno, pagó caro el declive de los precios de las materias primas. Entró en recesión en el segundo trimestre del año, se espera que termine 2015 con una contracción de 3%, según el FMI, y que en 2016 vuelva a registrar una caída, aunque más leve.

La inflación se disparó por encima de la meta oficial, la moneda se ha depreciado en casi 30% en lo que va de 2015 y el desempleo trepó a casi 8%, su valor más alto en ocho años.

NOTICIA: Brasil acumula su peor contracción económica desde 1996

Ese deterioro, sumado a la crisis desatada por la corrupción en la poderosa estatal Petrobras, llevó a que la agencia Standard & Poor's le retirara el grado inversor, y que Moody's y Fitch rebajaran la nota de Brasil al último escalón, al borde de perder el sello de buen pagador.

El gobierno impulsa un severo plan de austeridad para alcanzar un mínimo superávit fiscal primario para 2016, contener la inflación y evitar una nueva rebaja de la nota de su deuda.

Esta semana, el Congreso autorizó aumentar el déficit fiscal de 2015 hasta el 2% del PIB, "reconociendo una realidad que estamos viviendo, permitiendo incluso que arreglemos cosas atrasadas, cosas de años anteriores que precisan ser reorganizadas", comentó Levy.

mac