Las 4,000 asociaciones religiosas (iglesias) del país tienen hasta el primer semestre del 2016 para entregarle al Servicio de Administración Tributaria (SAT) su contabilidad electrónica; lo que se pretende es que se pongan en orden ante el fisco y, de lo contrario, se iniciará un proceso de auditoría, sentenció el jefe del SAT, Aristóteles Núñez.

NOTICIA: El SAT va en el 2016 por más de 15,000 auditorías electrónicas

"Hoy la pretensión no es iniciar un proceso de auditoría a las iglesias, lo que estamos haciendo en una primera etapa es que como todos los contribuyentes en el país empiecen a cumplir con ciertas obligaciones fiscales", comentó.

En una reunión con medios de comunicación, Núñez explicó que las iglesias deben cumplir con la entrega de su Contabilidad Electrónica y registrar en medios electrónicos sus ingresos, además de que deben empezar a utilizar la facturación digital.

"Es una disposición que está en la Ley desde el 2014, lo que estamos haciendo es dándole gradualidad a las asociaciones religiosas para que adopten estos mecanismos que hoy nos permiten hacerle más fácil el cumplimiento a los contribuyentes", agregó.

NOTICIA: SAT anuncia dos modelos de simplificación fiscal

El jefe del órgano fiscalizador del país recordó que las iglesias tienen ingresos exentos que no están sujetos al pago de impuestos, entre ellos: las limosnas, los diezmos y el servicios religiosos como el pago de las misas.

[email protected]

erp