El sector empresarial del país reviró contra las autoridades hacendarias y dijo que es inoportuna la idea de pretender aplicar más impuestos, cuando se reciben servicios de tercer mundo en materia de seguridad y salud.

Antes de pensar en una mayor carga impositiva a los mismos contribuyentes para crecer el presupuesto en infraestructura, como lo propuso Miguel Messmacher, titular de la Unidad de Planeación de la Secretaría de Hacienda, la iniciativa privada exigió corregir desequilibrios fiscales como los regímenes especiales y una elevada informalidad, de lo contrario, el erario seguirá sufriendo de faltantes y la población de mayores obligaciones fiscales.

Según cifras de la SHCP, se estima que en el 2010 se dejarán de percibir más de 500,000 millones de pesos por todos los regímenes especiales existentes, lo que representa 4% del PIB, monto que equivale a 2.3 veces el presupuesto destinado a educación, 6.3 veces al autorizado para desarrollo social o 15.5 veces el aprobado para seguridad pública, refiere el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Vayamos por una reforma hacendaria basada en la incorporación de más contribuyentes, no en el aumento de cargas impositivas a los causantes que cumplimos con nuestro deber , demandó por su parte la Canacintra.

Añadió: Es momento de plantear no una reforma fiscal, sino una reforma hacendaria que vislumbre la evaluación de los criterios de tributación, que hasta hoy no han sido tocados por la democracia participativa con un mejor ejercicio del gasto público.

[email protected]