Los hombres de negocios en Argentina advirtieron su descontento por el avance de la ley de Aporte Solidario Extraordinario de las Grandes Fortunas, una discusión que si bien no daban por terminada, tampoco supieron ver que llegaría de forma intempestiva.

Y ahora, a raíz de que la consideran inconstitucional, esperan una importante cantidad de presentaciones ante la Justicia para intentar ir en contra de esta propuesta.

“Esto va a terminar en un lío judicial que no tiene sentido. Había muchas formas de ir detrás de los fondos que pretenden recaudar con este nuevo impuesto, pero optaron por la más conflictiva”, sostuvo una de las fuentes empresarias consultadas.

Carolina Castro, dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA), fue una de las que le puso voz al reclamo, y se quejó por el poco espacio que se le dio al proyecto que presentó en varias oportunidades la central industrial.

“Se puede lograr un efecto realmente muy malo si no se hacen las cosas bien”, dijo la ejecutiva.

En este sentido, los empresarios afirman que una medida de este tipo puede pegar de lleno tanto en la toma de personal, como en las inversiones.

Por otra parte, el Foro de Convergencia Empresarial -que representa a 80 instituciones de Argentina- apuntó que el impuesto a la riqueza tiene carácter “confiscatorio”.

Además, la entidad mostró su “gran preocupación” por el avance en la Cámara de Diputados del proyecto de Ley de Aporte Extraordinario a los grandes patrimonios.