En menos de 24 horas el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, se reunió en dos ocasiones con representantes de la Iniciativa Privada (IP) para defender la permanencia del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) y lo logró, al menos hasta el 2013.

Cordero se reunió en privado el miércoles por la noche con la cúpula del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y ahí mismo la exigencia del sector privado de eliminar la figura del IETU se diluyó; el argumento fue: No hay manera de cubrir los ingresos que se perderían si se quita el IETU .

Cordero expresó no estar de acuerdo con la eliminación de este impuesto que ha servido para impulsar el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR), además les recordó que se generaría un hueco por 60,000 millones de pesos que afectaría a las finanzas públicas de México.

Así lo afirmó Salomón Presburger, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales, al mencionar: En el CCE nos convenció de que este año no es el cambio. Hasta el 2013 podrían darse los cambios, una vez que pase el proceso electoral .

Mario Sánchez, dirigente del CCE, mencionó que José Antonio González, subsecretario de Ingresos de Hacienda, planteó las complejidades del impuesto; sin embargo, Hacienda se mostrará abierta a que si encuentran una fórmula que cubra los ingresos de la posible eliminación del IETU, sería negociable.

A menos de una semana de que termine el plazo para que Hacienda entregue a la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados una evaluación sobre los resultados del IETU, los empresarios se dijeron conscientes de la permanencia del gravamen.

BUENA HERRAMIENTA

Ayer por la tarde, Ernesto Cordero aseveró ante integrantes de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) que el reporte que entregará la Secretaría de Hacienda al Congreso sobre el IETU será la evidencia de que ha sido una buena herramienta de recaudación, ya que entre este gravamen y el ISR están generando cerca de 600,000 millones de pesos.

El funcionario aseguró que este monto es una cantidad muy importante que está sirviendo para financiar el desarrollo del país mediante la construcción de escuelas y carreteras. Por ello, adelantó que el reporte traerá una defensa del nuevo gravamen más que una definición.

Más que tomar una definición, en el reporte, que es una obligación, vamos a hacer una evaluación del desempeño del IETU y sus resultados, y lo vamos a entregar en tiempo y forma al Congreso. Es un reporte muy serio y sustentado .

Cuestionado sobre el rechazo que han mostrado algunos sectores para que siga funcionando el impuesto de control, Cordero comentó que están platicando con los empresarios para plantearles las alternativas y hacerles ver la importancia de contar con este impuesto.

COPARMEX MATIZA POSTURA

Aquí, el presidente de la Coparmex, Gerardo Gutiérrez, quien había lanzado la exigencia de eliminar el IETU, matizó su postura y argumentó que se pensaba que el IETU iba a ser un impuesto transitorio; no obstante, dijo, que el objetivo para el cual fue creado no se ha alcanzado.

Tras rechazar que exista una división hacia el interior del CCE en torno del IETU, Gerardo Gutiérrez reiteró que el gravamen ha causado distorsiones y complejidad administrativa para su cálculo y pago.

El líder patronal manifestó: Todo mundo puede pensar diferente y detalló que seguirán empujando una reforma hacendaria en la cual subsista un solo impuesto que albergue lo mejor del ISR y el IETU. Lo anterior porque se necesita una mayor simplificación e impuestos más competitivos.

El Congreso de la Unión tendrá la última palabra sobre la simplificación del impuesto a las utilidades, aunque tendría que haber una propuesta de algún partido político para que sea discutido este punto, puntualizó Presburger.

En este contexto, el representantes de los industriales del país reconoció: Hay que cubrir las finanzas, entendemos que hay mucha presión en el gasto público, no debemos ser irresponsables en algo que haría que el país perdiera la estabilidad macroeconómica .

[email protected]