El crecimiento económico del 2016 representa un gran reto para el país y estará determinado por tres factores, como lo es la política monetaria de Estados Unidos, la desaceleración de China y la caída en el precio de varios commodities, incluido el petróleo que continúa en niveles bajos, sentenció Nelly Molina, presidenta del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

"Bajo este contexto, nuestra perspectiva del Producto Interno Bruto (PIB) del 2016 de 2.78% representa un gran reto. Confiamos en que la implementación de reformas estructurales ayudarán a reactivar el ritmo de la economía nacional", argumentó.

En conferencia de prensa, agregó que una tarea pendiente del país -que debe aplicarse en los tres órdenes de gobierno-, es que se generen mecanismos que garanticen el Estado de Derecho, traducidos en pleno cumplimiento de la Ley; es decir que "los ciudadanos, empresarios y funcionarios, reconozcan los beneficios de respetarla o la subsecuente sanción al quebrantarla".

NOTICIA: Desocupación baja casi un punto en México

Jonathan Heath, vicepresidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF, destacó que si bien México no crece a las tasas deseadas y superiores a su potencial de 5.0%; por lo menos registra un crecimiento inercial que permite mantener equilibrios macroeconómicos y con ello se registra una mejor perspectiva del PIB para la segunda mitad del sexenio.

NOTICIA: Menores ingresos por exportación, desde hace más de 10 años

"Si en el 2016 se registra una decidida instrumentación de las reformas estructurales, sobre todo en nuevos proyectos de inversión y generación de empleos, el crecimiento esperado mejorará y podrá ubicarse por arriba de 2.78%, puntualizó.

NOTICIA: Economía mexicana tiene crecimiento moderado: IMEF

Para el cierre del 2015, los Ejecutivos de Finanzas proyectan ( e incrementan a la alza) el crecimiento del PIB de 2.25% a 2.40% principalmente impulsado por el mercado interno; ya que fue "uno de los pocos motores de crecimiento que tuvo la economía en este año", criticó Heath.

mac