La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo el lunes que la gran afluencia de inversión extranjera en el gigante sudamericano, con una parte significativa proveniente de Europa, refuerza la resiliencia financiera y monetaria del país.

En su intervención en el encuentro empresarial Brasil-Unión Europea, celebrado en Bruselas, Rousseff reiteró el compromiso de su país para controlar la inflación y las cuentas públicas.

ERP