Hungría firmó contratos con una empresa rusa para construir en 2018 nuevos reactores en la única planta nuclear del país.

Estados Unidos y otros detractores consideran que con el acuerdo aumenta la dependencia energética de Hungría, que importa casi el 80% de su gas natural y petróleo de Rusia.

En enero, Hungría firmó inesperadamente un acuerdo con Rusia para dos reactores nucleares de 1200 megavatios en Paks, que provee la más de la mitad de la energía eléctrica al país. El pacto incluye un préstamo ruso de 10,000 millones de euros (12,300 millones de dólares) para cubrir el 80% de los costos de construcción.

Los reactores entrarán en funcionamiento previsiblemente en 2025 y 2026, dijo Aszodi.

Partidos opositores y Estados Unidos han criticado la falta de transparencia del acuerdo. No hubo licitación, la razón para elegir a Rusia debe permanecer en secreto durante 15 años y el acceso a otros detalles del contrato puede ser restringido por razones de seguridad nacional.

rarl