La apreciación del dólar frente al peso mexicano no favorecerá al saldo histórico de la deuda del sector público ni al pago de interés de la misma, ya que se tendrá que pagar más de lo previsto en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) explicó que si bien la deuda mexicana en dólares es menor a lo que se tiene en pesos, sigue representando la necesidad de pagar más pesos por cada dólar de deuda.

Al sector público le afecta esta depreciación, pues ha estado en niveles de 17.50 pesos por dólar. Si se compara con lo que se había presupuestado a inicios del 2015, que era un tipo de cambio por debajo de los 13 pesos por dólares, al final del día terminará pagando cuatro pesos más por cada dólar .

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), al cierre de octubre de este año el saldo de la deuda del sector público federal era de 7 billones 841,011 millones de pesos.

De este monto, 2 billones 644,689 millones de pesos son de deuda externa neta; entonces, si se compara con lo que se registró en 2014 que fueron 2 billones 143,196 millones de pesos, se observa un incremento del 23.4 por ciento.

Se pagará más intereses por deuda

La situación es preocupante cuando se calcula el costo financiero del sector público; es decir, el interés que se paga por la deuda. Al cierre de octubre, el costo financiero del sector público fue de 269,159 millones de pesos; que significó 20.4% más de lo que registró en el mismo periodo pero del 2014. De este monto total, 38.22% está en dólares y el 61.78% en pesos.

Al final del día este es un costo que el gobierno necesita para pagar parte de la deuda, y parte de estos requerimientos están en dólares, por lo que también es un fuerte impacto , indicó De la Cruz.

En su momento, el directivo del IDIC estimó que el costo financiero para el cierre de este año podría alcanzar los 400,000 millones de pesos, lo cual ya estaría representando una presión a las finanzas públicas del país, pues se pagará más por los intereses que por la deuda misma.

Tan sólo en el 2014 se pagaron más de 350,000 millones de pesos. Si en los primeros siete meses del año el costo financiero fue de más de 230,000 millones de pesos, es muy probable que al cierre del año supere los 400,000 millones de pesos .

Indicó que este pago superaría el total de los recursos que se asignan para organismos de desarrollo social, educación pública o bien la construcción de carreteras, e incluso sería equiparable a lo que se le asigna a Pemex.

Decisión de la Fed, mayor impacto

Raymundo Tenorio, economista del Tecnológico de Monterrey, agregó que el incremento de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal va a impactar en nueva deuda en bonos gubernamentales y bonos corporativos; es decir, afecta tanto a la deuda pública como a la privada.

El actual saldo de la deuda está en tasas fijas, pero el tipo de cambio afecta tanto a la deuda pública como privada (...), los mercados van a demandar un cuarto más de punto en la deuda que acepten comprar .

[email protected]