Durante mayo los servicios de hospedaje y de preparación de alimentos y bebidas -como restaurantes y bares- continuaron en picada en mayo por los cierres que sufrieron para mitigar el contagio del Covid-19 en el país.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), estos servicios presentaron una contracción de 72.1% en comparación anual, con cifras desestacionalizadas, la peor caída de la que se tiene registro.

Desde marzo estos servicios empezaron a mostrar contracciones debido a las restricciones que se impusieron en los vuelos comerciales, así como las medidas de confinamiento con las cuales se cerraron negocios de manera temporal, como bares, restaurantes, hoteles, esto para disminuir el riesgo de contagio del nuevo virus. De esta manera, en el primer mes de confinamiento mostraron una caída de 26.3% anual, la cual se pronunció en abril a 70.4 por ciento.

“El confinamiento y restricciones en la actividad siguieron causando estragos en mayo, lo que se acentuó por las afectaciones en el empleo y la confianza, así como el temor al contagio. El comercio, transporte, esparcimiento, alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas fueron los más afectados”, refirió Alejandro Saldaña, subdirector de Análisis Económico de Ve por Más (Bx+).

Añadió que si bien en junio la actividad económica mejorará debido al desconfinamiento, las actividades como los servicios tardarán más en reestablecerse por el alto en la producción en cadenas de proveeduría, cierre permanente de algunos negocios y una demanda frágil.

En general, el sector terciario mostró una contracción anual de 19.1%, la mayor de la que se tiene registro, mientras que el sector de las industrias mostró una caída histórica de 29.7 por ciento.

El sector primario ha sido el único  con crecimiento en el año, lo cual obedece a que es considerado actividad esencial.

La recuperación de la economía mexicana será lenta, refirieron analistas tras darse a conocer el desplome histórico de 21.6% anual de la actividad económica en mayo.

“Mirando hacia el futuro, la recuperación será lenta debido a la renuencia del gobierno a implementar el apoyo fiscal adecuado y las difíciles condiciones externas. Además, la crisis de Covid está lejos de terminar, los casos están aumentando menos rápido que hace dos semanas, pero aún no se ha alcanzado un punto máximo”, refirió Andrés Abadía, economista senior de Pantheon Macroeconomics.

Agregó que si bien el resultado de mayo puede ser el “piso” de la contracción, la economía ha estado luchando desde principios del 2018, mucho antes de que se presentara la pandemia.

ana.martinez@eleconomista.mx