El presidente francés Franóois Hollande abogó por reforzar el papel del Eurogrupo y por aumentar el número de cumbres europeas para garantizar el pilotaje del euro y lograr una mutualización de las deudas.

"Propongo que se refuerce el papel del Eurogrupo (que reúne a los ministros de Finanzas de la zona euro) y de su presidente", declaró el jefe del Estado ante 200 embajadores franceses reunidos en París para una conferencia anual.

También expresó su deseo de que las cumbres de jefes de Estado y de gobierno de la zona euro se celebren con mucha más frecuencia para garantizar el pilotaje del euro, y no sólo sean dos veces al año.

Se trata, según él, de establecer instrumentos de solidaridad necesarios para alcanzar en el futuro una "mutualización de las deudas con el fin de reabsorber en las mejores condiciones para cada uno las reservas de deudas existentes".

"Nuestro primer desafío, es la crisis que golpea duramente a Europa", añadió, y recordó que había decidido reorientarla con la adopción de un pacto de crecimiento, cuyas medidas quiere se apliquen rápidamente.

El presidente Hollande también recordó la voluntad de Francia de que Grecia permanezca en la zona euro. "El euro es irreversible ya que se trata de un compromiso fundamental", recalcó. Atenas "debe tomar las medidas creíbles que le conciernen y Europa, comprender los esfuerzos que los griegos ya aceptaron" declaró.

"Es el sentido de la integración solidaria" defendida por París y que debe conducir a una "unión política", explicó.