La clara victoria de Francois Hollande debería dar al político que se describe a sí mismo como una persona normal , la autoridad para presionar a la canciller alemana, Angela Merkel, a que acepte un cambio en las políticas que alienten el crecimiento en Europa, con el fin de equilibrarlas con las medidas de austeridad que han desatado el enojo de los ciudadanos en el sur del continente.

La mayoría de los expertos consultados, lejos de creer que su elección va a sentar mal a los mercados, considera en general que será un balón de oxígeno para ellos.

Miguel Paz, director de Inversiones de Unicorp Patrimonio, se mostró positivo con el triunfo de Hollande: Merkel se quedaría casi sola en su defensa de la austeridad. Con un diferencial de rentabilidad de nuestra Bolsa -la española- con el mercado alemán de más 33% este año, creo que compensa claramente las menores expectativas de crecimiento , sentencia.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Olli Rehn, ya adelantó ayer que Europa debe tener al principio de la lista la tarea de crecer.

Markus Peters, miembro del equipo de Renta Fija minorista de M&G Investments, afirmó que Hollande es un firme defensor de los eurobonos, una opción descartada por Merkel. El experto de M&G recordó que Alemania celebrará elecciones federales en octubre del 2013 y que los partidos de centro-izquierda en ese país unidos recogerían 60% de los votos, según las actuales encuestas, lo que permitiría la creación de un instrumento beneficioso para los intereses de países como España e Italia.

Banco Sabadell consideró que el impacto negativo en la Bolsa francesa será mínimo, ya que el CAC se mantuvo plano en el año frente al Dax, que avanzó 11.2 por ciento.

En Estados Unidos, Tom Beepers de BNY Mellon consideró que los mercados tomarían de manera positiva que Hollande eligiera como Primer Ministro a un miembro de la izquierda moderada, en lugar de alguien con tendencia hacia posiciones más radicales, como Martine Aubry, primera secretaria del Partido Socialista francés y alcaldesa de Lille.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, felicitó a Francois Hollande por su triunfo.