Con la mejoría que hizo Moody’s en la calificación de la deuda soberana de México de Baa1 a A3 , se refrenda la confianza del país ante el mundo, aseguró el presidente Enrique Peña Nieto al encabezar la ceremonia del Aniversario de la Constitución en Querétaro.

El Ejecutivo federal afirmó que por primera vez en la historia Moody’s elevó la calificación, y que, conforme a la propia firma, se debió a las reformas estructurales que fueron aprobadas por el Congreso de la Unión en el 2013, por lo que el Mandatario hizo un reconocimiento al Legislativo por la aprobación de las reformas.

Por su parte, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, coincidió en que esta modificación es un respaldo internacional a la conducción de las finanzas públicas y el impacto favorable que tendrán las reformas estructurales impulsadas por la presente administración.

La Secretaría de Hacienda destacó en un comunicado que el incremento de calificación no sólo favorece al gobierno federal, sino también a la Iniciativa Privada y a las familias mexicanas, al reducir los costos de financiamiento.

Con esto disminuirá el costo de la deuda pública y se liberarán recursos que podrán destinarse a rubros de obra pública como salud y educación. Todo lo anterior repercutirá en aumentos en la productividad y un mayor crecimiento de la economía, destacó la dependencia.

Ello confirma a la economía mexicana como un destino atractivo para la inversión y con buenas perspectivas de crecimiento y desarrollo , refirió la dependencia.

La calificadora destacó la dependencia consideró que la aprobación del paquete de reformas representa un cambio estructural, cuyo impacto a través del tiempo puede llegar a ser equiparable al que en su momento tuvo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte sobre la perspectiva crediticia del país.