El gobierno federal inició el cabildeo con el sector privado para llevar a cabo la reforma hacendaria, la cual tendrá tres grandes objetivos: un sistema fiscal más justo, fortalecer la capacidad financiera del Estado y dar mayor competitividad a la economía nacional.

Así lo dieron a conocer el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso, y el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, al ser entrevistados por separado al término de una reunión privada que sostuvieron ambas instancias.

Videgaray Caso sostuvo que el Estado mexicano debe contar con mayor capacidad para cumplir con sus obligaciones, que están concebidas en los tres niveles de gobierno y en rubros de suma importancia como salud, educación e infraestructura, por mencionar algunos.

El segundo gran objetivo de la reforma hacendaria es darle mayor competitividad a la economía mexicana y a sus empresas y en tercer lugar constituir un sistema fiscal más justo.

"Estos son los tres grandes objetivos, y en términos del calendario del Pacto por México será lo que estaremos trabajando en la segunda parte del año", informó el funcionario, al enfatizar que si bien se necesita mucho análisis técnico, también se requieren "acuerdos políticos".

Por su parte, el presidente del CCE, Gerardo Gutiérrez Candiani, manifestó que la reforma energética es la más importante, ya que es la que potencializará en mayor grado la economía mexicana, al atraer inversiones históricas.

"Es una reforma que por las mismas ventajas que tiene México, puede generar niveles de inversión históricos, que se traduce en crecimiento y en mejores empleos", aseguró el líder empresarial.

RDS