La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) prevé una mayor inflación, tipo de cambio y precio de la mezcla mexicana para el cierre del 2018; sin embargo, mantuvo su expectativa de crecimiento de la economía mexicana en un rango entre 2% y 3 por ciento.

De acuerdo con el reporte del segundo trimestre de finanzas y deuda pública, para el cierre de este año contempla un tipo de cambio promedio del peso frente al dólar de 19.1 pesos por dólar, el cual contrasta con el 18.4 que estimó en los Pre Criterios Generales de Política Económica del 2019.

Con respecto a la inflación, la dependencia contempla que al cierre del 2018 se ubique en 3.8%, lo cual contrasta con el 3.5% que previó en los Pre Criterios del 2019 y el 3% que había estimado en los Criterios Generales de Política Económica del 2018.

“Esta previsión es congruente con la publicada por el Banco de México”, expone en su reporte trimestral.

Con respecto al precio promedio anual de la mezcla mexicana lo contempló en 58 dólares el precio del barrio, mientras que en los Pre Criterios del 2019 lo estimó en 53 dólares el barril y en los Criterios en 48.5 dólares.

Hacienda menciona que, con dichos cambios en las variables macroeconómicas, espera que los ingresos presupuestarios 2018 sean superiores en 0.8% del Producto interno Bruto (PIB), respecto a lo que se aprobó en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) del 2018.

Con el incremento en los precios del petróleo, también espera mayores recursos por este concepto de 0.5% del PIB y mayores ingresos tributarios en 0.2% del PIB.

Mayor gasto

La Secretaría de Hacienda también prevé un mayor gasto a lo que se aprobó en la Cámara de Diputados; prevé que la parte del gasto programable se eleve en 0.5% del PIB debido a mayores costos de operación de la CFE por el aumento en el precio de los combustibles para la generación de energía y otras erogaciones sustentadas en los ingresos excedentes a los estimados en la LIF.

“El mayor gasto no programable en 0.3% del PIB se debe a un mayor pago de Adefas -adeudos de ejercicios fiscales anteriores-, que incorpora parte de las aportaciones a los fondos de estabilización derivadas de los ingresos excedentes generados en 2017 y mayor pago de participaciones por la evolución de la recaudación”.

erp