México se ha preparado ante la caída del precio del petróleo, a través de la despetrolización de la economía y la compra de coberturas, y por ahora no está previsto un ajuste presupuestal ni alza de impuestos, indicó Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda.

Durante su participación en la XXVII Reunión de Embajadores y Cónsules 2016, y en conferencia de prensa posterior, precisó que si tuviera que hacerse algún ajuste a las finanzas públicas durante este año, podemos descartar cualquier tipo de incremento a los impuestos .

El compromiso de no incrementar impuestos en el resto de la administración es un compromiso explícito y firme del presidente Enrique Peña Nieto, que lo vamos por supuesto a honrar y respetar , refirió.

Depende de cómo se presenten los escenarios, expresó el gobierno federal habrá de tomar las medidas que sean necesarias para preservar la estabilidad, no porque ésta sea un fin en sí mismo, sino porque es la manera de proteger a las familias mexicanas .

Ante la canciller Claudia Ruiz Massieu y los integrantes del cuerpo diplomático, explicó que, en los últimos años, México ha construido fortalezas macroeconómicas y ha aprobado reformas estructurales para enfrentar el complejo entorno económico internacional y diferenciarse del exterior.

Explicó que México se ha preparado ante la caída del precio del petróleo, primero con el Tratado de Libre Comercio, que permitió un cambio en la estructura de las exportaciones, de las cuales hace 30 años la mayoría era petróleo y ahora éste representa menos de 10%, mientras el gran grueso son manufacturas.

El encargado de las finanzas públicas abundó que otro elemento son las coberturas que se contratan año con año y que en el 2015 protegieron los ingresos a 79 dólares por barril, mientras que este año son por 50 dólares, lo que es relevante; hoy el precio está en alrededor de 24 dólares.

Además, comentó, se ha reducido la dependencia de los ingresos petroleros, los cuales hace tres años representaban 39% de los públicos, y al tercer trimestre del año pasado se redujeron a menos de 20 por ciento.

Mencionó que esto tiene que ver con la caída del precio del petróleo, pero también con el incremento de los ingresos tributarios no petroleros, que crecieron de un nivel cercado a 8.0% en el 2012, el más bajo de América Latina, a más de 12% al cierre del 2015.

La despetrolización de las finanzas públicas es un hecho, ha ocurrido, y es una combinación de dos factores: la caída del precio del petróleo, pero también, de manera muy destacada, de la reforma hacendaria, el incremento de los ingresos tributarios no petroleros , destacó.

Ante la caída reciente del precio del petróleo, Videgaray Caso precisó que la cotización de este año está protegida por operaciones de cobertura, y en virtud de que ya se hicieron recortes presupuestales, no está previsto en las condiciones actuales realizar un ajuste presupuestal .

Si las circunstancias cambian, continuó, las autoridades estarán anunciando las medidas que sean conducentes, pero por ahora, en las circunstancias actuales, no hay una decisión en este sentido, no se considera necesario .

México se ha venido preparando y tiene ahora características que lo convierten en una economía distinta, con ventajas claras y mayores fortalezas que otros emergentes.