La economía mexicana tiene una mejor expectativa de crecimiento para 2014, estimada en 3.9%, luego del bajo e insuficiente desempeño del año pasado, destacó el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso.

Al participar en la XXV Reunión Anual de Embajadores y Cónsules de México, dijo que esta perspectiva positiva se basa en que se revertirán los factores que impactaron a la economía en 2013, a lo que ya se sumará el efecto de algunas reformas estructurales aprobadas.

Afirmó que con las reformas estructurales, México mandó al mundo una gran señal de madurez en su democracia, pues aunque ningún partido tiene mayoría suficiente en el Congreso, se lograron estos cambios por la vía de las instituciones democráticas.

En el evento celebrado en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el funcionario federal consideró que ahora el gran reto para la Administración Pública Federal es la implementación de las reformas.

"En buena medida se acabaron muchos de los pretextos, ahora nos toca que estos cambios se vean reflejados en los indicadores que realmente importan, que son la economía familiar, que la gente gane más por su trabajo, que las amas de casa les alcance más el gasto", argumentó.

Quiero aprovechar este espacio para hablar de lo que se ha logrado, de lo que sin duda fue un año excepcional para México que fue el año 2013; quiero hablar sobre el proceso de las reformas estructurales logradas o iniciadas en algunos casos en el año que concluyó, argumentó.

Ante el cuerpo diplomático, apuntó que en 2013 la economía mexicana tuvo crecimiento y creación de empleos, "pero claramente estuvimos por debajo de nuestro potencial, de lo esperado y de lo que necesitamos crecer".

Explicó que ello fue derivado de una combinación de factores, a nivel externo, una debilidad notable de la demanda externa, en particular por las exportaciones mexicanas a Estados Unidos.

Asimismo, por algunos factores internos, en entre ellos los que tienen que ver con la industria de la construcción, tanto en materia de infraestructura pública como en materia de vivienda, abundó.

Señaló que estos factores en su conjunto explican el crecimiento bajo de 2013, "que si bien fue crecimiento, fue un crecimiento absolutamente insuficiente", pero ahora apunta hacia un buen desempeño en este año.

Ello, sumado al efecto que se espera ya de algunas de las reformas estructurales aprobadas por el Congreso de la Unión, "sin duda alguna nos dan una perspectiva de crecimiento positiva".

"La buena noticia para 2014 es que estos factores, los tres, tienen una clara tendencia para revertirse y, por lo tanto, tenemos una mucho mejor expectativa de crecimiento para el año 2014", resaltó.

Ratificó que la estimación de crecimiento de la SHCP para 2014 es de 3.9%, lo cual sitúa México con un crecimiento por arriba del esperado para el resto del mundo, y por encima de algunas economías desarrolladas, como Estados Unidos, Reino Unido o Japón, pero también de algunos países emergentes, como son Rusia, Sudáfrica o Brasil.

nlb