El Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) advirtió que si bien se han dado algunas facilidades administrativas en la resolución de la miscelánea fiscal para este año, la reforma hacendaria representará un incremento en la carga administrativa de las empresas.

En conferencia de prensa, también se pronunció a favor de que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) revele los nombres de los contribuyentes que fueron beneficiados con la condonación de sus adeudos fiscales.

Además, indicó que las perspectivas para la economía son favorables debido a que está mejorando el sector externo por la aceleración de Estados Unidos, ya que el sector interno sigue con mucha debilidad.

El vicepresidente de estudios fiscales, Ricardo Arellano, mencionó que con la factura electrónica, los contribuyentes tendrán la obligación de revisar si el comprobante es válido ante el SAT o si se trata de alguna empresa que está en la lista de las que simulan operaciones con facturas falsas.

Además, tendrán que estar muy al pendiente de las revisiones que haga el fisco para detectar si realizan planeaciones fiscales agresivas.

Claro que éstas dos son cargas administrativas y afecta. Entre mayor carga administrativa tengamos todos, no sólo en materia fiscal sino en diferentes ámbitos, por supuesto que afecta al desempeño de la empresa , estableció Arellano.

Dijo que si bien ya el tema fiscal es complicado, hacer cambios y poner nuevas obligaciones es un factor que distrae a los negocios de cumplir con su objetivo, que es generar riqueza. No obstante, reconoció que las medidas van en el sentido de combatir la evasión fiscal, así como la corrupción.

El presidente del IMCP, Luis González, destacó que todo eso tiende a corregir acciones que perjudican a los que sí pagan correctamente sus impuestos.

Desafortunadamente, sólo dos terceras partes de la población económicamente activa contribuyen y son los cumplidos. Por eso se tiene que estar combatiendo .

González le dio la razón a la ombudsman fiscal, Diana Bernal, en cuanto a que se debería dar a conocer los nombres de los contribuyentes cuyos adeudos fiscales fueron condonados o cancelados.

leonor.flores@eleconomista.mx