La calificadora de riesgos, HR Ratings, que se encuentra en proceso de revisión de la calificación soberana de México, consideró positivo el acuerdo alcanzado entre México y Estados Unidos para evitar la aplicación de aranceles a productos mexicanos.

En entrevista, el director general de la evaluadora, Fernando Montes de Oca opinó que dada la importancia de Estados Unidos como socio comercial de México, era muy importante que se resolviera el conflicto con los elementos que fueran necesarios para ello.

“Este tema del 5% y que hayan podido llegar a un acuerdo previo a que se establecieran los aranceles es algo muy positivo, sin embargo, hay que seguir revisando cuáles son los nuevos anuncios, es un tema complicado que no se resuelve de la noche a la mañana, pero si reduce el nerviosismo y la incertidumbre”.

Para ajustar la calificación soberana de México, la evaluadora de riesgo espera la firma del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), así como la presentación del Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex) y el Plan Nacional de Infraestructura, así como cifras económicas al cierre de junio.

“Lo que nosotros vemos es una calificación de largo plazo. Ese tema del arancel salió y se resolvió en muy corto plazo, para nosotros más importante sería que se cerrara el acuerdo con T-MEC, que se cerrara el tema de estabilidad que se diera a nivel político y económico para que en el largo plazo la economía pueda seguir creciendo por arriba de los niveles que se mencionaba”.

Por lo anterior, consideró que pese a la alta volatilidad generada por la amenaza de los aranceles por parte de Estados Unidos, lo relevante es que los inversionistas mantengan la certeza sobre sus inversiones en el largo plazo y que sobresalga sobre las discusiones de corto plazo.

A pesar de ello, Montes de Oca reconoció que en términos de emisiones, “sí vimos en el primer trimestre cierta desaceleración, lo vimos en el número de transacciones que se hicieron en el mercado”.

Aunque en la lista de empresas que buscan hacer una colocación hay una recuperación, con un mejor ánimo de los inversionistas, “esperaríamos que, para el segundo semestre, el número de transacciones públicas de largo y corto plazo puedan recuperarse ligeramente”.

En general, varias compañías retrasaron sus proyectos de inversión durante el primero y segundo trimestre, el tercero y cuarto trimestres, lo que demuestra que es esperan ver cuáles son las prioridades de la nueva administración, desde el punto económico y político.

Además, abundó, también esperan la firma del T-MEC; “hay elementos no solamente de nerviosismo interno, sino también externo como las guerras comerciales que presionan un poco el nerviosismo de inversionistas nacionales e internacionales, en la medida que esos elementos suavicen o se reduzcan en el tema de la volatilidad, las inversiones van a regresar”.

Respecto a la situación de Pemex, el directivo destacó de las cosas más importantes que hizo hasta ahora la nueva administración es apoyar a la petrolera desde el punto de vista de liquidez.

Sin embargo, hay que ver cuáles son las herramientas y cuál es la estrategia que toma la empresa para poder recuperar la producción, las reservas y otros indicadores.

“Si bien en el corto plazo la han apoyado con temas fiscales, de apoyos directos de capital y otros, es muy importante que el largo plazo se puedan recuperar las reservas y la inversión en exploración y producción”.

HR Ratings ajustó recientemente su estimado de crecimiento para la economía mexicana, a un nivel de 1.2%, es su tercera reducción en el presente año.