La guerra comercial entre China y Estados Unidos podría tener un impacto significativo en la economía de los dos países, advirtió este jueves el Fondo Monetario Internacional (FMI), a pocos días de que entren en vigor nuevos aranceles.

“La imposición de aranceles adicionales por parte de Estados Unidos va a venir acompañada de un costo económico importante”, dijo el vocero del FMI, Gerry Rice, que destacó que el impacto sobre la economía china dependería de las medidas que pueda tomar Beijing.

El lunes, el gobierno de Donald Trump anunció la imposición de aranceles a los productos importados de China por 200,000 millones de dólares anuales, que se suman a los 50,000 millones de dólares en mercancías chinas que ya son sujetos a derechos de aduanas en Estados Unidos.

China, por su parte, respondió con tasas adicionales que suman 110,000 millones de dólares para las importaciones provenientes de Estados Unidos.

“No hay ganadores en las guerras comerciales”, advirtió el representante del Fondo Monetario Internacional.

El primer ministro chino, Li Keqiang, reconoció el miércoles que la segunda economía mundial vive “dificultades acentuadas” para mantener un crecimiento estable ante la violenta tormenta que la golpea.

Sin embargo, también afirmó su confianza en la capacidad de su país para “superar los obstáculos”.

“El impacto para China va a depender de cómo se ajuste la política interna”, dijo el organismo internacional.

Según el pronóstico hecho por el FMI en julio, la economía de Estados Unidos crecerá 2.9% este año y 2.7% en el 2019, mientras que la entidad proyecta que China moderará su expansión a 6.6% este año y 6.4% el próximo.