Ahorristas griegos están volviendo a depositar su dinero en los bancos del país, aliviados por las elecciones del 17 de junio, aunque las cantidades siguen representando una fracción de los millones de euros que fueron retirados antes de los comicios, dijeron el miércoles banqueros.

Las fuentes indicaron que el ritmo del retorno de los depósitos inmediatamente posterior a la elección se desaceleró, pero aún está ingresando dinero desde que la formación de un gobierno liderado por los conservadores redujo el riesgo de que la nación salga del euro, al menos del corto al mediano plazo.

Yannis Stournaras, un economista liberal que fue nombrado Ministro de Finanzas el martes, dijo en una presentación de un libro horas antes de su designación que los ingresos totales después de la votación tocaron los 2,000 millones de euros.

El nivel sigue por debajo de la suma que los griegos retiraron en los días previos a la elección, cuando hasta 800 millones de dólares salían a diario desde los principales prestamistas griegos, de acuerdo con los banqueros.

Es, principalmente, dinero guardado en las casas que está volviendo. Estamos viendo unos 10 millones de euros por día, desde 15 a 20 millones previamente , dijo un banquero de un pequeño prestamista griego, que pidió no ser identificado.

Gran parte de los retiros estaban guardados en casas o en cajas de seguridad por temor a que un triunfo del partido de izquierda radical Syriza, comprometido a desechar el rescate internacional, pudiera significar el retorno del dracma.

Un segundo ejecutivo de un banco importante indicó: Los números no son enormes, pero hay un regreso diario. Estamos viendo la llegada diaria de unos 20 millones de euros .

Entre el comienzo de la crisis de deuda a fines del 2009 y abril del 2012, los bancos griegos perdieron alrededor de 30% de su base de depósitos o 72,000 millones de euros. Los retiros aumentaron en momentos de aguda inestabilidad política. Aunque los pequeños ahorradores pueden estar volviendo a depositar lentamente su dinero, el sector bancario privado no ha visto una gran inversión de la tendencia a los retiros.