El paquete de rescate por 110,000 millones de euros del FMI y la Unión Europea para Grecia sólo podrá restaurar las finanzas del país si es implementado por completo, dijo la agencia de calificación crediticia Fitch.

El paquete "minimiza los riesgos de liquidez a corto plazo para Grecia, obvia la necesidad de que el país acuda a los mercados de capital hasta el 2012 y ofrece al gobierno un camino hacia la solvencia fiscal, esto en caso de que el programa sea implementado completa y efectivamente", dijo Paul Rawkins, analista de Fitch.

Sin embargo, la deuda del gobierno griego se encamina a trepar a casi 150% del PIB antes de estabilizarse en el 2013, lo que implica que el proceso será desafiante, afirmó.

Actualmente Fitch otorga a la deuda griega un "BBB-" un escalón por sobre el estatus basura, con panorama negativo.

RDS