Luego de que el Fondo Monetario Internacional advirtió este martes sobre el riesgo de una nueva recesión en Europa, el Deutsche Bank difundió que los bancos europeos podrían enfrentar pérdidas de entre 50,000 y 75,000 millones de euros, si la crisis de deuda en Grecia se expande y las entidades se ven obligadas a aceptar una pérdida de capital en los bonos de ese país.

El banco emblema de Alemania ha limitado su exposición primaria a Grecia, pero enfrenta riesgos potenciales de impacto de mercado terciario, debido al contagio por la exposición a otros países vulnerables como es el caso de España e Italia, explicó el Deutsche Bank.

Precisó que si los diferenciales en los seguros contra incumplimiento de deuda (CDS, por su sigla en inglés) de Grecia se amplían significativamente, podrían llevar a pérdidas en posiciones ilíquidas mantenidas por los bancos.

Según una presentación realizada por el vicepresidente de riesgo del Deutsche Bank, Stuart Lewis, la crisis podría llevar a un severo contagio a nivel global inicialmente con una propagación en bancos más débiles en la Unión Europea y algunos del centro y este de Europa.

Alemania y Francia, los perdedores

Los bancos alemanes tienen cerca de 45,000 millones de dólares en exposición a Grecia, la segunda mayor después de Francia.

Munich Re tiene cerca de 2,000 millones de euros en exposición a Grecia y otra de 12,300 millones de euros a los denominados países PIIGS altamente endeudados (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España).

El banco nacionalizado Hypo Real Estate tiene cerca de 39,200 millones de euros en exposición a deuda soberana en los estados PIIGS, con cerca de 7,800 millones de euros de ésta a Grecia.

HRE también tiene una exposición al sector público no soberano de cerca de 41,000 millones de euros en países PIIGS.

Allianz tiene 900 millones de euros invertidos en bonos del gobierno griego y, un total de 11,300 millones de euros en deuda soberana de países PIIGS.

[email protected]