El préstamo millonario que podría recibir Grecia del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de las autoridades regionales comunes le permitirá evitar la suspensión de pagos de aquí a marzo. Pero de ningún modo es suficiente para sacar a Grecia de la quiebra en la que está sumida desde hace dos años, explicaron catedráticos del ITESM, el CIDE y el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

Los especialistas coincidieron en que una economía que cuenta con un déficit de 170% de su PIB se encuentra quebrada.

Compararon la situación con la vivida por las economías de América Latina en los años 80 y evidenciaron que a los países de esta región les tomó 10 años sanear sus finanzas públicas.

Un déficit de 170 puntos del PIB, como el que tiene Grecia, significa que ni lo que produce la economía en un año es suficiente para pagar sus obligaciones (...) sin ayuda externa, difícilmente podrán enfrentar sus obligaciones, operar y mantenerse en pie , detalló Adolfo Laborde, director de Relaciones Internacionales en el ITESM.

Grecia está en quiebra desde hace dos años, precisó Raúl Feliz, catedrático del CIDE, cuando las autoridades reconocieron que no tenían recursos suficientes para enfrentar sus vencimientos más próximos.

La situación ahora, explicó, es que si no ingresa el préstamo de 130,000 millones de euros en las arcas del Tesoro griego antes de marzo, no sólo tendrá que declararse en suspensión de pagos, también se le caería la reestructura de la deuda con bancos y acreedores privados, lo que prolongaría aún más los problemas financieros del país.

REESTRUCTURA ECONÓMICA, URGENTE

Sergio Cárdenas Negrete, investigador del CEEY, comentó que los ajustes presupuestales que está asumiendo Grecia por recomendación de la Troika son medidas claramente recesivas que resuelven temporalmente la emergencia de la situación financiera.

Pero de ningún modo resuelven el problema de fondo, refirió. Con él coincidió el especialista del CIDE, quien enfatizó que Grecia no tiene viabilidad económica.

MEJORAN INDICADORES ECONÓMICOS PARA OCDE

Los indicadores líderes compuestos de la OCDE subieron por segundo mes consecutivo en diciembre, hasta ubicarse en 100.43 puntos, gracias al impulso que están generando las economías de Estados Unidos y Japón.

Al difundir el reporte del último mes del año, la entidad evidenció que entre los miembros, México es la economía que cuenta con uno de los indicadores más dinámicos de los 33 miembros de la Organización.

Así, en el desagregado de los indicadores por países, se observa que los indicadores para México se situaron en 102.4 puntos, que incorpora un alza de 86 centésimas, un repunte similar al registrado por la economía en el reporte de noviembre pasado.

De acuerdo con el reporte, la OCDE encontró señales positivas también en otras economías desarrolladas, como Reino Unido, Alemania, Francia y Canadá. La actividad económica de estos países en desarrollo se mantiene por debajo de la media de los indicadores, que es de 100 puntos; sin embargo, ya han dejado de caer.

Por tercer mes consecutivo, los indicadores para Estados Unidos marcaron un alza, que en diciembre correspondió a 0.l7 puntos, para ubicarse en 102; mientras el dato para Japón es de una subida de 0.2 puntos, lo que permitió contabilizar el índice en 101.9 unidades en diciembre.

Este repunte para los indicadores del país asiático significa el tercer dato positivo mensual tras la serie de caídas registradas los meses previos.

Las siete mayores economías, esto es Estados Unidos, Japón, Francia, Reino Unido, Canadá, Alemania e Italia, registraron 100.7 puntos en el indicador, mientras los países de la eurozona consiguieron 100.1 puntos.

CHINA SE DESACELERA

Entre los grandes emergentes, China muestra una desaceleración, al descender su indicador en 52 centésimas, hasta 99.27 puntos y quedar así por segundo mes consecutivo por debajo de la media de largo plazo.

India mostró un crecimiento de 60 centésimas hasta los 95.62 puntos; Rusia con 20 centésimas hasta 102.4 puntos y Sudáfrica, que cuenta con 22 centésimas, hasta 102.2 puntos.

No obstante, Brasil perdió seis centésimas hasta 93.6 puntos, que es el valor más bajo de todos los países para los que se elaboran estos indicadores.

Termo

DAR CLIC PARA VER INFOGRAFÍA

ymorales@eleconomista.com.mx