Grecia cumplió con las "condiciones necesarias" para recibir el segundo paquete de rescate por 130,000 millones de euros, pendiente desde octubre, dijo el jefe del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, tras la extraordinaria operación de canje de deuda griega.

"El Eurogrupo consideró que las condiciones necesarias fueron cumplidas para iniciar los procedimientos requeridos hacia una aprobación final" del rescate de Grecia, señaló en un comunicado en el que instó a una "contribución significativa" del FMI.

El gobierno griego anunció el viernes que los tenedores de casi un 84% de su deuda privada habían aceptado perder más de la mitad del valor de sus bonos en una gigantesca operación que permitirá rescatar a este arruinado país de la Eurozona.

Se trata de la mayor reestructuración de deuda de la historia, que supera a los 82,000 millones de dólares del default de Argentina en 2002 (73,000 millones de euros de aquella época).

Reestructuración Deuda Grecia

DAR CLIC PARA AMPLIAR IMAGEN

Según el ministerio de Finanzas, los tenedores de bonos de deuda griega por un valor de 172,000 millones de euros aceptaron el canje de bonos, con una quita de 53.5% de su valor nominal.

Esa suma representa el 83.5% de los 206,000 millones de deuda pública en manos de inversores privados y el 85.8% si se tiene en cuenta solamente a quienes adquirieron títulos bajo la legislación griega.

DETALLES DE CANJE DE DEUDA

Grecia consiguió una alta adhesión de los acreedores privados a su oferta de canje de bonos, un elemento clave de un paquete de rescate financiero de 130,000 millones de euros que el país necesita para evitar un incumplimiento de pagos desordenado.

La oferta abarca a 206,000 millones de euros en bonos en circulación, de los cuales 177,000 millones de euros están regidos por la ley griega y el resto corresponde a obligaciones emitidas bajo leyes extranjeras o a bonos de empresas estatales.

Los siguientes son los detalles del canje anunciado por el Ministerio de Finanzas el viernes.

TASA DE ACEPTACIÓN:

Aceptaron la oferta un 85.8%o 152,000 millones de euros de los 177,000 millones de euros en bonos emitidos bajo leyes griegas.

Un 5.3% de los acreedores a través de bonos regidos por la ley griega respondieron a la oferta pero rechazaron sus términos. No obstante, Grecia usará cláusulas de acción colectiva que fuerzan la aceptación del canje a todos los acreedores a través de bonos regidos por leyes griegas.

Los acreedores de otros 20,000 millones de dólares en bonos de empresas y emitidos bajo leyes extranjeras aceptaron la oferta, lo que equivales a un 69% del total de esos bonos.

Una vez que entren en vigencia las cláusulas de acción colectiva, el nivel de aceptación alcanzará al menos a 197,000 millones de euros, o un 95.7% del total.

El plazo final de la oferta para los bonos de empresas y bajo leyes extranjeras se ha ampliado al 23 de marzo. A los acreedores que ya se han presentado no se les permitirá cambiar su respuesta a la oferta.

RDS