Grecia consiguió vender 1,625 millones de euros en letras a tres meses a unos tipos de interés del 4.06%, levemente inferior al 4.10% pagado en abril en la última emisión del mismo tipo, indicó la agencia de la deuda pública griega (PDMA).

En total, la oferta del mercado fue de 4,126 millones de euros, muy superior a la demanda inicialmente de 1,250 millones de euros, informó PDMA.

En la emisión precedente similar a tres meses del 19 de abril, Grecia logró recaudar la misma cantidad pero a unas tasas del 4.10%, lo que entonces supuso una subida notable con relación a la emisión precedente de 3.85 por ciento.

Grecia solo puede emitir letras a muy corto plazo por el momento, pues su retorno a los mercados para conseguir créditos a largo plazo, en principio previsto para el 2012, es prácticamente imposible debido a los intereses prohibitivos que exigen los mercados y que superan el 15% a 10 años.

Ante este situación, los países de la zona euro abrieron el lunes la puerta a una nueva ayuda a Grecia, ya sea bajo la forma de préstamos o de reescalonamiento de su deuda, a cambio de nuevas medidas de austeridad y de la aceleración y extensión de las privatizaciones previstas, que permitirían recaudar unos 50,000 millones de euros para el 2015.

Este nuevo apoyo se sumaría al préstamo de 110,000 millones de euros en tres años concedido por los países de la zona euro y el FMI en mayo del 2010, para salvarlo de la bancarrota.

RDS