Atenas.- El Gabinete de Grecia aprobó el sábado un conjunto final de medidas de austeridad solicitadas por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional como condición para entregar un paquete de rescate de 130,000 millones de euros.

Eso aumenta las posibilidades de que la próxima semana el país consiga asegurar ese rescate para evitar caer en una cesación de pagos desordenada.

La aprobación fue mayormente una formalidad después de que Atenas reveló a sus socios de la zona euro la semana pasada detalles de recortes extra en el presupuesto y en salarios del sector público por 325 millones de euros.

Persistentes dudas sobre si Grecia puede reducir su montaña de deudas a niveles más manejables en los próximos años aún podrían retrasar el paquete de rescate. Algunos funcionarios en la unión monetaria de 17 países advierten que las posibilidades de llegar a un acuerdo el lunes en una reunión de ministros de Finanzas de la zona euro son poco mayores al 50 por ciento.

"Las medidas por 325 millones de euros fueron aprobadas por unanimidad", afirmó un ministro, que solicitó el anonimato, sobre los recortes, parte de un paquete de medidas de austeridad por 3,300 millones de euros que ya han provocado desórdenes en Atenas.

Un funcionario de Gobierno dijo que el gabinete también acordó lanzar un canje de deuda para acreedores privados el 8 de marzo, con el objetivo de completarlo el 11 de marzo.

El canje pretende acompañar al paquete de rescate y significará que los acreedores aceptarán una reducción del 70 por ciento en el valor real de sus tenencias en bonos griegos.

Tras meses de negociaciones, a menudo ásperas, aumentaban las esperanzas griegas de que los ministros de Finanzas de la zona euro aprobarán el lunes el rescate que Atenas necesita para evitar la moratoria el próximo mes, cuando vencen enormes pagos de deuda.

"Los griegos han hecho todo lo que pueden y estamos determinados a honrar nuestros compromisos", dijo a periodistas el ministro de Orden Público, Christos Papoutsis, antes de la reunión.

En un comunicado, el primer ministro Lucas Papademos lamentó que no pudieran evitarse los recortes adicionales en las pensiones, pero dijo que el impacto era limitado porque sólo afectaría la parte de la pensión sobre un umbral mensual de 1,300 euros.

"Todos estamos de acuerdo en que el apoyo inmediato a la actividad económica es una prioridad de la política económica del Gobierno", agregó, aunque no dio detalles sobre qué medidas de crecimiento se iban a considerar.

Un sondeo de la firma de investigación MRB para la edición del domingo del diario Realnews mostró que un 72,7 por ciento de los griegos quiere que el país se mantenga dentro de la zona euro, aunque sólo cerca de la mitad cree que Grecia podrá lograrlo.

SIN ALCANZAR LA META

El viernes, la canciller alemana, Angela Merkel, el primer ministro italiano, Mario Monti, y el primer ministro griego, Lucas Papademos, expresaron optimismo sobre un acuerdo griego durante una conferencia telefónica, dijo la oficina de Monti en un comunicado.

Sin embargo Jean-Claude Juncker, que presidirá la reunión del Eurogrupo en Bruselas, dejó en claro que aún se necesita un urgente trabajo a fin de contar con un programa para dejar a la deuda de Grecia en niveles sostenibles.

Lo que está en juego es una meta de bajar la deuda del equivalente de un 160 por ciento de la producción económica griega anual, a una cifra más manejable del 120 por ciento hacia el 2020.

"Todas las discusiones que sostendré (...) hasta el domingo por la noche tratarán de mover la cifra más cercana a la meta", dijo Juncker a periodistas.

Por el momento, funcionarios de la UE y el FMI creen que la meta -que asume que Grecia tendrá un superávit presupuestario el próximo año, excluyendo el enorme costo de sus deudas- no será alcanzada.

En el principal escenario de un análisis por la Comisión Europea, el BCE y el FMI, la deuda helena caerá a sólo el 129 por ciento del PIB en el 2020, dijo un funcionario.

Por lo tanto la zona euro está buscando modificar el acuerdo negociado por varios meses con los acreedores privados, bajo el cual aceptan un recorte de cerca de 70 por ciento en el valor real de sus tenencias de bonos griegos.

Altos funcionarios de la zona euro se reunirán el domingo para discutir el análisis y encontrar maneras de llevar la deuda más cerca de la meta de 120 por ciento antes de que los ministros de Finanzas se reúnan el lunes.

"Si se hace una serie de cosas, se puede llevar el 129 más cerca de 120", dijo un funcionario de la zona euro familiarizado con el documento.

Con la moral por el suelo, el ánimo griego se oscureció aún más el viernes después de que ladrones armados saquearon un museo en Olimpia, lugar de nacimiento de los Juegos Olímpicos. Robaron artefactos de bronce y cerámica semanas después de que la Galería Nacional fuera robada.

Un periódico griego sugirió que el Estado ya no podría cuidar la inmensa herencia cultural del país de manera apropiada "El estado griego se ha ido a la quiebra, enfrentémoslo", dijo el diario Kathimerini.

"Si el Estado no puede salvaguardar la enorme herencia cultural del país por razones financieras u otras, debe encontrar maneras alternativas de hacerlo", dijo el periódico conservador.

klm