La aprobación de la primera parte de un paquete de austeridad en Grecia el miércoles aleja al país de la amenaza de una cesación de pagos y allana el camino para un segundo programa de ayuda, dijeron dos importantes autoridades de la Unión Europea.

"El país ha dado un importante paso hacia adelante, junto con el camino necesario de consolidación fiscal y de reformas estructurales", afirmaron tras la aprobación griega en un comunicado conjunto el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y su par del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

"Pero también ha dado un vital paso hacia atrás respecto del grave escenario de un default. Esta fue una votación de responsabilidad nacional", agregaron.

Barroso y Van Rompuy dijeron que si el jueves se aprueba la segunda parte del paquete, como se espera, se despejaría el camino para el desembolso del tramo de 12,000 millones de euros de asistencia financiera y se permitiría un acuerdo expedito para un segundo plan de ayuda.

RDS