Durante los últimos meses del 2016, los indicadores de inflación de las principales economías en el mundo registraron un importante impulso, debido principalmente al incremento en los precios del sector energético.

En diciembre del 2016, de los países que conforman el G7, únicamente dos registraron una variación negativa en su indicador de nivel de precios energéticos, siendo éstos Japón e Italia, mientras que Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Francia y Alemania observaron variaciones anuales de 5.4, 4.3, 4.0, 3.9 y 2.5%, respectivamente.

Lo anterior contrasta con los resultados que ese mismo indicador registró en diciembre del 2015, cuando en promedio los precios reportaron una variación -10.2%; en particular destacan los resultados de los Estados unidos, Japón, el Reino Unido y Alemania, pues mostraban una variación anualizada de -12.6, -11.1, -7.3 y -6.5%, respectivamente.

El incremento en los precios de energéticos en los últimos meses del año es sumamente relevante para anticipar la dinámica que se observará durante la primera mitad del 2017, aunque no afectará de manera importante los resultados agregados del 2016, pues el saldo anual se mantiene en términos negativos.

En términos del indicador del nivel general de precios, Estados Unidos, el Reino Unido, Alemania y Francia cierran el 2016 con una inflación de 1.26, 0.70, 0.48 y 0.18%, respectivamente. A pesar de que estas cifras parecen magras, aun comparándolas con los indicadores de inflación cercanos a cero observados en el 2015, la tendencia positiva mostrada en los últimos meses del año nos ofrece pistas sobre una dinámica de precios más vigorosa en el transcurso del 2017.

Por otro lado, el incremento en el nivel general de precios podría observarse desde los primeros meses del año. La perspectiva de inflación de Citibanamex es más agresiva durante el primer trimestre del año, entre 60 y 80 puntos base respecto al de cierre del 2016. Si efectivamente se refleja este incremento en el nivel de precios durante los primeros meses, terminaríamos el año en niveles de 4.8%; de lo contrario cerraríamos con un crecimiento más cercano a 4% , mencionó Sergio Luna, director de Análisis Económico de Citibanamex.