Los precios de los bonos venezolanos se desplomaron el viernes pasado por un repentino temor sobre el margen de maniobra de PDVSA ante un incremento de las tensiones políticas, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia asumiera funciones legislativas en una medida que indignó a manifestantes y desató la condena internacional.

Ante este panorama, Venezuela comenzó a negociar el apoyo financiero de la petrolera rusa Rosneft para cumplir con los pagos de su servicio de deuda en abril, dijeron operadores y una fuente gubernamental a la agencia Reuters.

El Gobierno socialista de Nicolás Maduro y su petrolera PDVSA estarían contando con sus aliados rusos para cumplir con pagos que el próximo mes superan los 2,900 millones de dólares, dijeron tres fuentes familiarizadas con esas negociaciones.

Rosneft, una de las mayores petroleras del planeta, que ha otorgado en el pasado préstamos a PDVSA a cambio de petróleo, sería la principal fuente de los recursos que le hacen falta a Venezuela para evitar un incumplimiento, apuntan las fuentes.

El Banco Central de Venezuela (BCV) está reuniendo suficientes bonos para que sirvan de colateral a un préstamo de 600 millones de dólares que recibiría el país, indicó otra fuente del sector que habló bajo condición de anonimato.

Este crédito completaría el dinero necesario para el pago de la deuda de abril, agregó.

En la semana, el emisor publicó una resolución que obliga a todos los entes públicos a transferir los títulos valores que poseen en cartera.

En busca de liquidez con la que hacer frente a sus proveedores y pagos de deuda, Petróleos de Venezuela (PDVSA) le habría ofrecido a Rosneft una participación accionaria en la empresa mixta Petropiar, entre otras opciones, dijeron a Reuters fuentes de la industria.

Esta semana el máximo tribunal del país autorizó al presidente Maduro a realizar cambios a los contratos vigentes relacionados con empresas mixtas del sector petrolero sin tener que pasar por el parlamento. La sentencia fue criticada dentro y fuera del país como violatoria de la Constitución.

Rosneft, PDVSA y el BCV no respondieron de inmediato a las consultas que hizo Reuters sobre esta posible negociación.

Maduro y funcionarios de su equipo económico han reiterado en los últimos días que tienen previsto cumplir con el servicio de deuda externa.

"Creemos que hasta el 50% de las necesidades de financiamiento externo podrían cubrirse con préstamos bilaterales", apuntó la firma de análisis Oxford Economics en una nota a clientes sobre el caso de Venezuela y puso como ejemplo a sus aliados China y Rusia.

Mercados castigan bonos venezolanos

El precio de los bonos de referencia venezolanos con vencimiento en septiembre del 2027 que tienen un cupón de 9.25% cayó más de 3.5 centavos de dólar a cerca de 46.4 centavos de dólar, mostraron datos de Thomson Reuters.

Su rendimiento, que se mueve en dirección inversa al precio, subió 1.55 puntos porcentuales a cerca de 23%, el mayor nivel desde agosto. Fue la mayor alza de rendimientos desde octubre.

Algunos bonos con vencimiento a más largo plazo caían incluso aún más en precio. Los títulos a marzo del 2038, con un cupón de 7%, se ofrecieron a 40 centavos por dólar, retrocediendo desde los 42.6 centavos registrados el jueves pasado. Su rendimiento subió a 18.22% desde 17.17 por ciento.