De unos dos años a la fecha, el gobierno mexicano ha realizado previsiones económicas mucho más realistas, opinó Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico).

Este cambio es bueno para estructurar el presupuesto federal y las expectativas de los agentes económicos, además de apuntalar la confianza y credibilidad del mercado, argumentó.

El lapso aludido por el banquero central coincide con la última parte de la gestión de las finanzas públicas que mantuvo en su momento Luis Videgaray y los seis meses que lleva al frente de la Secretaría de Hacienda José Antonio Meade.

En su última comparecencia como gobernador del Banxico, ante legisladores de la Comisión de Hacienda del Senado, reconoció que las previsiones que recién ingresó el gobierno mexicano al Congreso como parte de los precriterios económicos para el 2018 son realistas .

Para evidenciarlo, refirió que el punto medio de los rangos de crecimiento esperados por el Banxico y la Secretaría de Hacienda para el año entrante presenta como pocas veces un diferencial mínimo de apenas dos décimas.

Salir con supuestos realistas es bueno, mi impresión es que los contenidos en los precriterios son muy razonables , enfatizó.

De acuerdo con los precriterios, el gobierno mexicano estima que la economía crecerá en el 2018 en un rango de 2 a 3%; mientras el Banxico tiene el intervalo entre 1.7 y 2.7 por ciento.

Nuestro punto medio es 2.2% en las expectativas del Producto Interno Bruto (PIB) y el de Hacienda es de 2.5%; antes el diferencial entre previsiones era mucho mayor , aseveró.

Crecimiento, pero no muy acelerado

Admitió que la tasa de crecimiento de la economía no ha crecido a un ritmo muy acelerado pero sí ha sido bastante persistente .

Entonces, sostuvo que entre los países del G-20 y los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos México es uno de los pocos que llevan más de 30 trimestres con crecimiento positivo, a pesar que en un solo trimestre se presentó una caída.

Sólo cinco o seis países tienen un crecimiento así (en los 30 trimestres referidos). Los demás tienen más variaciones negativas .

Consolidar finanzas públicas, reitera

Argumentó que este realismo y prudencia del gobierno mexicano en sus supuestos económicos se ha extendido al manejo y gestión de la deuda que se ha observado en los últimos 24 meses, lo que ha facilitado las decisiones del Banxico sobre las tasas de interés.

Explicó a los senadores que en adelante sería mejor que se mantenga una reducción de los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP), pues seguramente irá cambiando la accesibilidad al crédito y será más difícil y caro en el mercado .

Entonces, refirió que la Fed se está saliendo de una política monetaria hiperagresiva. Seguramente en algún momento el Banco Central Europeo y el Banco Central de Japón harán lo mismo.

Creo que es importante seguir con el esfuerzo de consolidación de las finanzas públicas hacia adelante , detalló.

Diferencial de tasas contuvo depreciación

Luego, en el diagnóstico que presentó a los senadores, explicó que el diferencial de tasas de interés que tiene México con Estados Unidos (EU) ha apoyado a la recuperación del peso, favoreciendo a una menor volatilidad en el mercado cambiario.

Hemos ampliado el diferencial de tasas con EU y es lo que nos ha atraído capitales. Pese a que a fines del 2016 la tenencia de valores gubernamentales extranjeros disminuyó, vino presentando un aumento sustancial recientemente, y es parte de lo que ha apoyado la moneda nacional .

Explicó que el banco central cuenta relativamente con un alto colchón para enfrentar choques externos, gracias a que ha actuado de manera preventiva y contundente en el movimiento de tasas.

Al finalizar la sesión, el banquero central otorgó una breve rueda de prensa donde enfatizó que la Ley del Banco de México, tal como está, cumple cabalmente con lo que se requiere para elegir al próximo gobernador del banco central.

Si algo funciona no hay que cambiarlo , afirmó. El cuerpo legislativo ha realizado en el pasado excelentes decisiones sobre los funcionarios que han formado parte de la Junta de Gobierno, por lo que, confía, en la próxima será similar.

Con ello, queda descartada la posibilidad de un cambio en la Ley del Banxico, sugerida por Carstens, que abra las opciones de los candidatos hacia funcionarios que sin ser mexicanos de nacimiento pudieran aspirar al cargo.

ymorales@eleconomista.com.mx