Ante la crisis sanitaria y económica que vive el país por efecto de la pandemia de Covid-19, es necesario que el gobierno federal genere un espacio fiscal para destinar mayores recursos a la inversión pública, pues ello ayudará a una pronta recuperación, indicaron expertos del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP).

Héctor Villarreal, director del CIEP consideró que el país requiere de una inversión pública de entre 7 y 6 puntos del Producto Interno Bruto (PIB), debido a que entre 2010 y 2020 dicho gasto se ha deteriorado, al pasar de 5% a 3.1% del PIB, lo que ha implicado que el país deje de crecer hasta dos puntos porcentuales.

“Obviamente con el espacio fiscal que tenemos es complicado, por lo que sería viable que los Requerimientos Financieros del Sector Público -la medida más amplia de déficit- se calculen con un plan de largo plazo y poner prioridades en proyectos de inversión”, dijo Villarreal, al presentar su estudio Infraestructura en México: prioridades y deficiencia del gasto público.

Alejandra Macías, directora de investigación del CIEP comentó que se debería hacer un análisis de costo beneficio sobre los recursos que se están utilizando para infraestructura y de no ser rentables, los recursos se podrían dirigir para paliar la recesión por la que atraviesa el país.

La falta de inversión y de infraestructura social se traducen en las carencias que viven las personas en vivienda, en la falta de cobertura de salud o en el hecho que tengamos resultados bajos en las evaluaciones de PISA”.

El estudio del CIEP aclara que el gasto público en inversión no necesariamente se traduce en construcción de escuelas, hospitales o carreteras, sino que se divide en tres rubros: gasto de obra pública (construcciones y mantenimiento), gasto de capital diferente de obra pública (suministros para prestar y adquisición de bienes y servicios), y otros gastos de inversión (subsidios y fideicomisos).

Para 2020, el gasto público en inversión fue de 3.1% del PIB, 1.9 puntos porcentuales se destinaron a gasto de obra pública y 1.2 puntos a gasto de capital diferente de obra pública.

Inversión por sectores

Entre 2010 y 2020, los sectores en donde más se ha concentrado el gasto en inversión es en energía con 47%, vivienda con 21%, comunicaciones y transportes con 9%, educación 3% y salud con 2%, expuso Christopher Cernichiaro, investigador líder del CIEP.

“Lo que se observó es que, si bien energía concentró el 47% del total de inversión, la producción energética nacional cayó 30%. Además, el 15% del gasto se destina a aportaciones patrimoniales a CFE y Pemex, los cuales son para el pago de pensiones y pasivos”.

Cernichiaro indicó que el 89% del gasto en infraestructura está concentrado en Campeche, Ciudad de México, Tabasco y Veracruz.

En el sector de vivienda, mencionó que entre 2010 y 2020, los estados de Guerrero, Oaxaca y Chiapas concentraron el 35% de los recursos para infraestructura de vivienda, “pero son los estados con más carencias de vivienda”.

Con respecto al sector de comunicaciones y transportes expuso que, desde 2015, la inversión ha ido disminuyendo y que en 2020 no se registraron recursos para infraestructura. “En 2020, 97% de la inversión total en telecomunicaciones es financiamiento privado”.

En educación, el gasto en inversión ha caído en promedio 4.8% cada año entre 2010 y 2020; mientras que salud, el gasto en infraestructura se contrajo 57.1% en el mismo periodo.

Los especialistas del CIEP concluyeron que, ante la falta de infraestructura social, la cobertura y derechos en salud y educación se verán limitados para los mexicanos; mientras que un menor gasto en inversión impactará directamente al crecimiento del país.

kg