El gobierno de Andrés Manuel López Obrador inició su segundo año de gobierno con un menor gasto de lo que se tenía programado y respecto a lo que se ejerció en enero del 2019, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). 

Durante enero de 2020, el gasto neto del sector público fue de 504,144.7 millones de pesos, lo que significó una reducción del 3.9%, en términos reales y respecto del primer mes del año anterior.

Además, esta cantidad es menor a lo que se tenía contemplado en el calendario presupuestario por 538,452.6 millones de pesos. Es decir, el gobierno registró un subejercicio de 34,307.9 millones de pesos. 

El gasto programable registró una reducción de 4.9%, con lo que se ejercieron 360,051.2 millones de pesos. Dentro de este gasto se ubican los recursos que ejercieron las dependencias públicas, las cuales tuvieron un gasto total de 81,070 millones de pesos, lo que significó 19.4% más que en enero del 2019. 

Sin embargo, destaca el caso de la Secretaría de Salud, la cual tuvo una reducción de su gasto del 57.7%, al pasar de 5,639 millones de pesos en enero del 2019 a 2,465 millones de pesos en el primer mes de este año. 

Lo mismo se observó en la Secretaría de Educación Pública, ya que su gasto fue 22.9% menos a lo que se registró en enero del 2019; en este primer mes del año ejerció 14,473 millones de pesos. 

Con respecto, a la Secretaría de Economía también se percibió una reducción en su gasto del 30.2%, con lo que sólo ejerció 141.2 millones de pesos en el primer mes del 2020. 

En caso contrario, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes reportó el mayor aumento de gasto con 230.5%, al pasar de 1,023.4 millones de pesos en enero del 2019 a 3,491.7 millones de pesos. 

La Secretaría de Turismo también tuvo un mayor gasto, el cual creció 192.4%, respecto de enero del 2019, al pasar de 79.6 millones de pesos a 240.4 millones de pesos. 

Otra dependencia que inició con un mayor gasto fue la Secretaría de Energía que ejerció 8,900.1 millones de pesos, lo que significó 146% más que en el primer mes del 2019. 

Dentro del gasto programable se encuentran el gasto corriente y el de capital. El primero tuvo una reducción de 3.7%; mientras que el gasto que se destina a la inversión se redujo 9.1%, respecto de enero del 2019.