El Gobierno argentino prepara acuerdos de congelamiento de precios en la siderurgia, petroquímica, papel y cartón con el fin de lograr mayor estabilidad en la estructura de costos en la fabricación de alimentos. El secretario de Industria del Ministerio de Desarrollo Productivo, Ariel Schale, aseguró que la intención es que "los fabricantes tengan certeza y tranquilidad en su estructura de costos".

"Son sectores muy importantes en la estructura de costos en los alimentos", remarcó el funcionario, quien insistió: "Necesitamos que los industriales sepan que van a tener estabilidad en los precios de los insumos que compran para esos alimentos". En ese escenario, anticipó: "A partir de la semana que viene vamos a empezar a firmar estos acuerdos y compromisos".

"Hay que trabajar muy fuerte sobre las expectativas", consideró en declaraciones radiales, mientras apuntó: "Necesitamos que todos los agentes económicos estén trabajando en un escenario de mayor estabilidad posible". Schale analizó que "de septiembre a la fecha las materias primas alimenticias a nivel internacional aumentaron casi un 40% y eso impacta también". Además, evaluó que en la actualidad "la industria está bien" y cuenta "con ramas que están trabajando a un nivel sorprendente". "El entorno pandémico es un limitante para el nivel de actividad", manifestó y resaltó que "la gente no se contagia trabajando, sino en su relación social".

Este paquete de disposiciones tienen como aditivo una intensificación de los controles que vigilen su cumplimiento, pero para los analistas no funcionará. Por un lado la meta oficial de una inflación anual de 29% quedó prácticamente desbaratada con el 4.8% de marzo, dado que el primer trimestre ya acumuló un 13 por ciento.