La Directora Ejecutiva del Banco Mundial, Kristalina Georgieva, se mantiene como la única nominada confirmada para participar en la selección del próximo director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

A pesar de que el proceso de nominación arrancó oficialmente el 29 de julio, ningún otro país miembro ni candidato ha confirmado públicamente su participación en la contienda donde surgirá el duodécimo director gerente del FMI.

La funcionaria, originaria de Bulgaria, no ha sido formalmente presentada como candidata ante el Directorio Ejecutivo del FMI porque se requiere primero una votación de la membresía que facilite un cambio en los estatutos para ampliar el rango de edad del director gerente, que se mantiene en 65 años.

Georgieva cumplió 66 años el 13 de agosto. El Convenio Constitutivo del FMI, artículo XII, estipula que el cargo de director gerente debe ser ocupado por un funcionario con una edad máxima de 65 años.

Hasta ahora, el miembro que tiene mayor poder de voto en el organismo es Estados Unidos, y por tanto suele ser determinante en las decisiones. Su representante en el organismo, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, aceptó apoyar esta excepción de la edad, al conocerse la intención de la Unión Europea para nominarlo. Sin embargo, el Directorio Ejecutivo no ha comunicado qué sucederá con la cláusula, pues Europa no ha presentado ninguna moción para modificar los estatutos.

Bloque emergente, sin candidato oficial

El plazo para continuar con las nominaciones de candidatos para sustituir a Christine Lagarde, se mantiene abierto hasta el 6 de septiembre y algunos periódicos especializados como Financial Times y The Guardian han divulgado la intención de países emergentes de postular un candidato en bloque, que permita terminar con la “tradición” donde el FMI es dirigido por un funcionario de origen europeo.

Ambos periódicos mantienen como posibles nominados del bloque emergente, a dos ex banqueros centrales, el mexicano Agustín Carstens, actual Gerente General del Banco de Pagos Internacionales (BIS), y el exgobernador del banco central de India, Raghuran Rajam. Sin embargo, ninguno de los dos ha evidenciado su postura al respecto.

Road show para ganar votos

Para que la funcionaria del Banco Mundial participe en el proceso de selección, debe hacer una gira entre los países miembros donde presentará su propuesta aplicable al Fondo, que ejecutaría en caso de resultar triunfadora en el proceso.

Georgieva mantiene el cargo de directora ejecutiva en el Banco Mundial, pero “dejó de ejercer temporalmente sus funciones” conforme lo indicó en un comunicado el presidente del banco, David Malpass.

De hecho, en la presentación de su cuenta oficial de Twitter @KGeorgieva, la nominada de los países de la Unión Europea asevera que actualmente tiene una licencia para ausentarse de su posición como CEO del Banco Mundial durante el periodo de nominación.

Por ahora no se sabe qué sucederá con su relación laboral con el Banco Mundial, en caso de que se confirme su candidatura, ni en la eventualidad que triunfe en la selección.

De triunfar, Georgieva sería la segunda mujer al frente del FMI, y también será la segunda funcionaria originaria de Bulgaria al frente del organismo tras 68 años de que Camille Gutt lideró al Fondo.

[email protected]