El sector privado considera que la mejor forma de ampliar los recursos públicos y estimular a la población a participar con el fisco es lograr un presupuesto de egresos responsable y transparente y no con la elevación de impuestos.

Revisar programas que son regresivos, es decir, que benefician a los que más tiene, debe ser prioridad de las autoridades , consideró el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

El bienestar de la población está en función de la mejor asignación de los recursos; si no se cumple con este propósito, sin duda seguirá habiendo incentivos para no contribuir al erario, advierte por su parte el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Para que la recaudación se incremente se debe contar con un sistema tributario sencillo, eficiente y equitativo, opinan los empresarios.

Por su parte, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Gustavo Madero (PAN), consideró un error atender la baja recaudación en el país mediante una reforma fiscal donde se cambie el modelo donde el Estado depende mayoritariamente de los ingresos petroleros.

No podemos confiarnos en que 40% de los ingresos provengan de una fuente que no depende de ingresos tributarios regulares , argumentó.

Debemos reconocer que este

tema ha sido descuidado porque se le ha apostado a una falsa seguridad en un recurso que no es renovable, como son los ingresos petroleros. Precisó que en los últimos 10 años las reservas petroleras han caído 40 por ciento.