En los primeros seis meses del primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador se registró una reducción anual del gasto público de 4.5% en términos reales, según el Informe de Finanzas Públicas que difundió la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Se trata de la disminución más alta que se haya registrado en los últimos cuatro gobiernos para un periodo similar.

Con Ernesto Zedillo, el gasto público en el primer semestre de su primer año de gobierno cayó 3.6%; con Vicente Fox creció 5.6%; mientras que con Felipe Calderón aumentó 0.2% y con Enrique Peña Nieto se redujo 2 por ciento.

La reducción del gasto implicó un subejercicio por 174,484 millones de pesos, pues se tenía programado gastar 2.9 billones de pesos, pero sólo se ejercieron 2.8 millones.

En la actual administración, el gobierno presentó subejercicios en cada uno de los meses, siendo febrero el más alto por 40,384.2 millones de pesos; el más bajo fue en marzo por 9,716 millones de pesos. En junio, el subejercicio sumó 33,759.9 millones de pesos.

Se corregirán subejercicios: Yorio

El subsecretario de Hacienda, que será ratificado en el cargo en los próximos dias, Gabriel Yorio González, consideró “natural” que en los primeros meses de una nueva administración se registre un gasto lento por diversas situaciones; pero en el segundo semestre del primer año se percibe una recuperación.

“Se registró un pequeño subejercicio en los primeros meses de la primera mitad del año, pero esto ya se corrigió, el gasto está agarrando más velocidad y esperaríamos que en la segunda mitad del año cumplamos con las metas macrofiscales y tendremos una mayor velocidad de gasto”, dijo en una entrevista a Enfoque Noticias.

Mencionó que las acciones recientemente anunciadas para reactivar a la economía mexicana no tendrán un impacto presupuestal, es decir, no se van a erogar recursos adicionales para la creación de infraestructura y para impulsar la inversión física pública y el consumo.

“Creemos que no necesitamos más de lo presupuestado del 2019 (para activar la economía), los subejercicios que vimos en la primera mitad del año se van a recuperar en el segundo semestre”.

Al desglosar el gasto del gobierno, se observa que, en el primer semestre del año, la inversión física, que se refiere al gasto que se destina a la construcción y mantenimiento de obra pública, se redujo 17.3%, en términos reales y respecto al mismo periodo del 2018, con lo que se ejercieron 272,615.1 millones de pesos.

Tijerazo a dependencias

La llamada austeridad republicana se volvió a ver reflejada en el gasto de las dependencias públicas, que en su conjunto registraron un gasto de 529,375.3 millones de pesos, lo que significó una reducción anual de 10.7 por ciento.

Si se considera sólo el mes de junio, su gasto apenas tuvo un incremento de 0.5%, al ejercer 110,817.8 millones de pesos, de acuerdo con las estadísticas de Hacienda.

La Oficina de la Presidencia registró la mayor reducción de gasto, con 87.1%, respecto a los primeros seis meses del 2018, al pasar de 1,944.5 millones de pesos a 261.5 millones de pesos.

Otras secretarías que vieron ajustados sus recursos fueron Turismo, con una reducción de 73.4%; Comunicaciones y Transportes, con una disminución de 42.9%, y Salud, con una baja de 10.4 por ciento.

En su momento, expertos comentaron que el Paquete Económico 2020 ya no debe ser tan agresivo en las medidas de austeridad que ha impuesto el nuevo gobierno, pues podrían afectar la operación de algunas dependencias.

“Se han perdido alrededor de 300,000 empleos en el sector público (...) Ya había deficiencias, pero algunas se están eliminando y otras se están generando. Somos de la idea de tener menos gente, pero bien preparada a tener más gente menos preparada, y para tener mejor gente deben pagar salarios competitivos”, dijo Gabriel Casillas, presidente del comité nacional de estudios económicos del IMEF.

Adelantado, hablar de una recesión

Yorio González consideró que la economía mexicana no se encuentra en una fase de recesión técnica como afirman algunos organismos internacionales.

“Lo que estamos viendo es que nuestro primer socio comercial está empezando a crecer y eso tiene un efecto de rezago sobre la economía mexicana, pensamos que este efecto se va a reflejar en el tercer trimestre de este año (...) Sería muy adelantado hablar de una recesión técnica”.

[email protected]