El aumento en los precios de la gasolina en este mes se debió a los cambios que se percibieron en los precios del petróleo a nivel internacional y no a que se haya hecho un cambio en los impuestos como el IEPS o el IVA que se cobran en este combustible, indicó Miguel Messmacher, subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Los impuestos no se han movido, es decir, no ha habido una modificación y no es lo que nos ha llevado al aumento a los precios de la gasolina de junio a agosto, sino los incrementos en los precios de referencia , expuso durante su comparecencia en el Senado de la República.

Analistas comentaron en su momento que el gobierno podría seguir subiendo los precios de la gasolina a lo largo del año para obtener mayores ingresos a través del IEPS y el IVA con el fin de mitigar el faltante de los ingresos petroleros que se han visto afectados por los bajos precios del crudo.

No obstante, el subsecretario de Ingresos insistió en que el alza en la gasolina se debió a que en julio el precio del WTI que es el precio de referencia aumentó 34% del promedio observado en diciembre del 2015 y por ello se vio un incremento en los precios de la Magna, Premium y Diesel en agosto.

Si bien observamos un significativo incremento en los precios de referencia, éstos no se reflejan por completo en los precios de la gasolina en México, debido a que tenemos la banda de precios, donde se establecen techos y pisos de 3 por ciento .

Por ello, defendió que Magna, Premium y Diesel hayan subido de precio al mismo tiempo en agosto en 13.96, 14.81 y 13.98 pesos por litro, respectivamente.

Con ello, la Magna está a 2 centavos de tocar el precio máximo establecido por 13.98 pesos; en tanto, la Premium ya no puede subir más y el Diesel no puede ser mayor a 14.63 pesos por litro. Agregó que el IEPS a gasolina es un impuesto progresivo. De los hogares de mayores ingresos, 30% consume 70% de los combustibles.

Se previó aumento

Messmacher refirió que desde finales del 2015, cuando se estableció la banda de precios, se previó que entre junio y agosto se observaría un aumento por efectos de estacionalidad que se vive en Estados Unidos.

Estimamos que a inicios del año veríamos precios bajos, pero en el verano se observarían mayores precios debido a que es una época en que los estadounidenses utilizan más su vehículo. Entonces, si se ve un incremento en los precios de Estados Unidos (WTI), habría un impacto en México .

Comentó que la Magna en dólares representaría 75 centavos, que es un precio bajo en comparación con países como Canadá, Costa Rica, Argentina, Chile y Paraguay.

Estamos muy por debajo de países europeos que tienen impuestos más fuertes, como Noruega, que tiene un precio de 1.70 dólares por litro .

Recordó que antes de la reforma energética se tenía un monopolio estatal sobre la cadena de combustibles, pero con la reforma se buscó cambiar a un modelo donde existan distintos participantes y una inversión más diversificada.

Antes, el Estado fijaba de manera discrecional los precios de los combustibles y con la reforma pasamos a una fijación de precios por la situación del mercado internacional . En el 2015 se cambió de un modelo de precios únicos a precios máximos, mientras que en el 2016 se acordó una transición que establece una banda de precios, con la idea de que en el 2018 se liberen éstos.

Con respecto a las recomendaciones que hizo la Comisión Federal de Competencia Económica, Messmacher comentó que se hará caso para que exista un ambiente con la máxima competencia cuando se liberen los precios de la gasolina en el 2018.

Duro golpe para las familias

La senadora Mariana Gómez comentó que el reciente aumento de la gasolina significa un golpe fuerte en los bolsillos de las familias: El salario mínimo es de 73.04 pesos diarios; resulta que esta alza en la gasolina le va a implicar a una persona 55% del salario mínimo de un día.

Es un duro golpe para la economía de las familias y de todo el sector productivo y servicios (...) Este aumento es meramente recaudatorio y se estima que tendrá un impacto en la inflación de 0.21 puntos porcentuales para agosto, por lo que se calcula que el crecimiento anual en los precios al consumidor se ubicará por arriba de 3 por ciento .

Por su parte, el director de Pemex, José Antonio González Anaya, respondió que adelantar la liberación de los precios de la gasolina para el 2017 así como contratar una cobertura petrolera para Pemex, para protegerse ante los bajos precios del crudo, son temas que se están considerando para el próximo paquete económico.

Todo eso se ha platicado. Estamos trabajando todavía y estamos viendo la mejor manera de hacerlo (contratar cobertura). Apenas estamos viendo y realizando el presupuesto para el próximo año , dijo después de comparecer frente a senadores y diputados.