Los jefes de hogares de entre 40 y 60 años de edad son el segmento en donde se concentra la mayor cantidad del subsidio a la gasolina y también son el grupo población que está creciendo más, lo que pondrá en peligro a las finanzas públicas de continuar la actual política y expectativa demográfica, advirtió el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Un estudio en el cual se analiza al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a la gasolina y los perfiles por edad estableció que si dichas circunstancias se mantienen constantes en el tiempo, la situación se agudizará con el incremento poblacional en los próximos 40 años.

Si en México se mantiene la política de precios de gasolina vigente en el 2010 y además persiste el alza en los mercados internacionales, entonces el gasto en combustible continuará siendo subsidiado a la población mexicana, determinó.

Sólo en el 2009 el gobierno canceló los deslices mensuales al precio a la gasolina como una medida contracíclica para enfrentar la recesión mundial.

BAJAN INGRESOS

El año pasado el subsidio fue 2.4 veces mayor al año previo con una magnitud equiparable a 0.9% del PIB. Lo anterior disminuyó los ingresos tributarios en 11% y los del sector público en 4.5 por ciento.

El CIEP consideró que con pretroprecios altos, es aún difícil augurar que el IEPS petrolero tendrá una tasa positiva en el 2012.Destacó que en el 2010 el IEPS presentó una recaudación negativa de 56,164.4 millones de pesos, equivalente a 0.4% del PIB, lo que es un subsidio neto como ocurrió del 2006 al 2008.

Desde hace cinco años, el IEPS petrolero generó pérdidas para el fisco, de tal magnitud que contrapesan la recaudación positiva de los primeros años de la década.

A nivel general, se encontró que el promedio nacional recibió un subsidio de 1,668.8 pesos anuales. Los máximos beneficios corresponden en promedio a un hombre de 53 años con una subvención de 1,871 pesos al año.

[email protected]