El próximo gobierno federal en México, gane quien gane la elección presidencial el próximo 1 de julio, recibirá un “bombón” en materia de estabilidad macroeconómica, consideró el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

El presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF, Gabriel Casillas Olvera, resaltó que la siguiente administración recibirá una economía en la cual la dependencia de los ingresos petroleros bajó de 40 a 17% de los ingresos totales.

El próximo gobierno podrá renegociar la deuda en promedio cada siete años, ya que ahora la duración de la misma de largo plazo se extendió a más de seis o siete años.

Además, dijo, recibirá una economía que crece a tasas de 2.5%, con un tipo de cambio flexible, el peso mexicano como la segunda moneda más operada de los mercados emergentes, reservas internacionales en niveles máximos y una línea de crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“En el sentido macroeconómico, el siguiente presidente va a recibirla como nadie la recibió, va a recibir un bombón de economía”, argumentó en entrevista con Notimex el también director general de Análisis Económico y Relación con Inversionistas de Grupo Financiero Banorte.

Para fortalecer aún más la actual estabilidad macroeconómica, opinó, hay que continuar con la implementación de las reformas estructurales aprobadas durante la actual administración.

“Es una forma muy clara de continuar disminuyendo la dependencia fiscal de ingresos petroleros, continuar formalizando la economía para que también haya más impuestos del lado no petrolero, esa es de las mejores formas de continuar instrumentándolas”.

Casillas Olvera señaló que, por ejemplo, de la reforma financiera, hay partes que aún no se han terminado de instrumentar, como la creación de juzgados especializados en materia de litigio bancario, lo cual si se concreta, facilitará que la banca comercial pueda dar más créditos.

Precisó que si bien por el lado de la estabilidad macroeconómica se ve un panorama positivo para la siguiente administración federal, se tiene que hacer más en materia de crecimiento económico, pues el país lo hace al mismo ritmo de los últimos 20 años.

No obstante, subrayó, también hay que atender la inseguridad y el reclamo social, pero para instrumentar acciones en estas materias se requiere dinero, ingresos que no se obtendrán simplemente con combatir la corrupción, como han planteado algunos candidatos presidenciales.

El presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF comentó que los tres principales candidatos presidenciales han hecho propuestas interesantes para fortalecer el Estado de derecho y no solo combatir la corrupción.

“Entonces yo creo que si realmente se abocan en eso, México va a salir ganando, pero en estabilidad macroeconómica, va recibir un bombón quien la recibe”, insistió.