Nueva York.- El Reino Unido respaldó a la ministra de Finanzas de Francia, Christine Lagarde, como una "candidata excepcional" para la dirección del FMI, convirtiéndose en el primer país del G7 que la apoya oficialmente como sucesora de Dominique Strauss-Kahn.

Strauss-Kahn, quien renunció como jefe del Fondo Monetario Internacional después de que fue acusado de intentar violar a una mucama de un hotel el 14 de mayo, está bajo arresto domiciliario y vigilancia armada en un departamento en el distrito financiero de Nueva York.

Lagarde ha sido considerada por muchos gobiernos europeos, pero los países en desarrollo, que tienen una creciente influencia en la economía mundial, mantienen la presión sobre Europa y Estados Unidos para evitar un acuerdo a puertas cerradas sobre quien ocupará el cargo.

"Nosotros la respaldamos porque es la mejor persona para el trabajo, pero yo también creo personalmente que sería algo muy bueno el ver a la primera directora gerente del FMI en sus 60 años de historia", dijo el ministro de Finanzas británico, George Osborne, en un comunicado.

Ella ha mostrado un real liderazgo internacional como líder de los ministros de Finanzas del G20 este año. Ella también ha sido una firme promotora de que los países aborden sus déficits de presupuesto y vivan dentro de sus posibilidades", agregó.

El FMI ha sido dirigido por un europeo desde que fue creado a fines de la Segunda Guerra Mundial.

El comunicado de respaldo de Osborne para una candidata europea se da semanas después de que el primer ministro británico, David Cameron, dijo que el ascenso de países como India y China significa "que podría ser momento de tener en realidad un candidato de otra parte del mundo".

Strauss-Kahn, uno de los favoritos en la carrera presidencial francesa hasta su arresto, dejó la prisión el viernes y se espera que permanezca en su departamento en Manhattan por algunos días, hasta que encuentre un alojamiento permanente mientras prepara su defensa.

El niega las acusaciones de ataque sexual realizadas por la mucama, una viuda de 32 años de Guinea. El debe volver a presentarse ante la corte el 6 de junio para responder formalmente a los cargos.

El inicio de un juicio podría tomar seis meses o más. Si es hallado culpable, Strauss-Kahn podría enfrentar una condena de 25 años en prisión.

ATRACCION TURISTICA

El alojamiento temporal de Strauss-Kahn fue arreglado por una compañía de seguridad privada que lo está vigilando a un costo estimado de 200, 000 dólares al mes, los que él debe pagar.

Camiones de transmisión satelital estaban estacionados en la cuadra afuera del edificio de departamentos y decenas de periodistas y fotógrafos esperaban vislumbrar al hombre que hasta hace una semana era una de las figuras económicas más poderosas del mundo.

La noticia del nuevo inquilino de Broadway 71 se propagó rápido. Peatones curiosos preguntaban a agentes de la policía asignados en la entrada y tomaban fotografías a la prensa.

Un guía de un bus turístico que recorría la calle dijo al pasar frente al edificio que ése era el lugar donde Strauss-Kahn se aloja.

Algunos vecinos no parecían tan emocionados y se quejaban por la mayor seguridad y la cantidad de periodistas.

"No me gusta todo esto", dijo Ian Horowitz, de 29 años, un residente que trabaja en el sector financiero. "No me gusta toda la atención y toda esta gente afuera", agregó.

Un acuerdo para permitir que Strauss-Kahn ocupara un departamento en el Upper East Side de la ciudad fracasó después de que la prensa rodeó el edificio.

El tiene permitido dejar el departamento sólo para viajar dentro de Manhattan para presentarse ante la corte, para reunirse con sus abogados, consultas médicas y un servicio religioso semanal.

Su equipo legal buscó informalmente consejo de relaciones públicas de una firma consultora de Washington, TD International, operada por ex agentes de la CIA y diplomáticos estadounidenses. Una fuente dijo que si la firma acepta el contrato, su papel será ayudar en el manejo de crisis.

En Francia, Le Monde informó que los abogados de Strauss-Kahn habían empleado a Guidepost Solutions, una firma mundial de investigaciones dirigida por Bart Schwartz, ex jefe de la división criminal de la oficina del fiscal de distrito de Manhattan.

Otros funcionarios de la compañía incluyen al ex jefe de seguridad mundial de IBM y a un ex fiscal federal y un agente especial del servicio secreto de Estados Unidos.

apr